domingo, 23 de septiembre de 2018

LA PRIMERA PREGONERA



Ea, pues ya está. Ya se nombró una pregonera para que preludie la Semana Santa desde el cotizado atril del Maestranza. Tenía que llegar el día y, al fin, el Cónclave capirotero alumbró fumata blanca con nombre de mujer.

Como sevillano, cofrade, periodista y antiguo pregonero la noticia me ha causado una extraordinaria alegría. Apenas me enteré reclamé el móvil de la elegida y le trasladé mi estado de ánimo.

Se despide el Consejo con una decisión que podrá ser discutida, y probablemente es bueno que así sea, pero que a juicio de muchos, y yo de los primeros, ha sido en cierto modo valiente porque ya sabemos cómo es por dentro el mundillo cofrade, pero que resultaba  necesaria e inaplazable.

A Charo la conocemos todos. Lleva mucho años con Fran López de Paz informando en directo de cofradías  por la radio de Canal Sur. Apenas llegó lel comunicado a las redacciones de los periódicos, Navarro Antolín escribió un artículo precioso en el Diario de Sevilla detallando su  apretada biografía . Personalmente su lectura me parece altamente recomendable.

Se ha cruzado ya la barrera. El inmovilismo cofrade se desprende de uno de sus mitos.
Ahora me gustaría conocer cómo fue el proceso para llegar a la decisión final. Quienes estaban en la lista de candidatos... cómo se configuró esta lista...cuántas votaciones fueron necesarias hasta alcanzar el nombre elegido... quienes se quedaron inmediatamente detrás y con qué número de votos...

Sobre todo quisiera la ratificación de mi suposición razonable de que no hubo más que una lista y que en ella aparecieron los nombres de los propuestos sin hacer distinción alguna por razón de su sexualidad, hombres, mujeres y gays.

martes, 18 de septiembre de 2018

FELIPE GONZALEZ ENTREVISTADO EN EXCLUSIVA POR EL CORREO DE ANDALUCIA




Era el sábado 19 de octubre de 1974. Cuarenta y cuatro años se cumplirán el mes que viene. El Correo que dirigía entonces Federico Villagrán y se editaba en Sevilla en la calle Albareda publicaba en su primera página la entrevista con la que debutaba en la prensa del país el que llegaría a ser jefe de su gobierno, el socialista Felipe González.

El periódico la precedía de un texto para afirmar que entendía así corresponder al compromiso informativo que tenía contraído con sus lectores. Precisamente, afirmaba también, la independencia política que le caracterizaba les permitía acoger a aquellas voces representativas que en principio entendían honestas sin que significase coincidir con toda ellas.

La entrevista que era un dechado de periodismo equilibrado y solvente la firmaba Juan Holgado Mejías y se iniciaba como gran exclusiva debajo de la cabecera del rotativo extendiéndose y ocupando por entero la página catorce.

Todos los temas de la política hispana que interesaban e inquietaban a los españoles de entonces fueron abordados en el diálogo con el periodista que, ágilmente introducía a sus lectores en la biografía y el pensamiento del político sevillano.

Ese día el periódico se agotó en los quioscos y muchos otros días también.

El Correo ocupaba un lugar importante en las preferencias del público. La publicidad llegaba a sus páginas. Las grandes firmas de la información comercial invertían en sus ediciones y la difusión de cada número certificaba sus aciertos.

Pero ayer ha despedido a su plantilla echando el cierre. Una dramática noticia que yo como periodista y sevillano lamento profundamente.

Ya se que los tiempos son otros y que la prensa de papel no vive su mejor momento. Que las cabeceras electrónicas aparecen con profusión y la aldea global late a la sombra de Internet. Pero siempre me cabe la sospecha de si era un enfermo grave al que hemos dejado morir.

Me he acordado del gran éxito de aquel día con la Exclusiva de la primera entrevista a Felipe González para agitar el pañuelo de mis lágrimas en honor y homenaje al querido y viejo “correillo”.



sábado, 15 de septiembre de 2018

RECORDANDO A MANOLO GARRIDO QUE SE ACABA DE IR



Manolo estaba allí. En una comida de despedida que se le dio a Rafael Álvarez Dardet cuando se jubiló en Radio Nacional. Manolo ya actuaba ante los micrófonos de Radio Sevilla y aportaba su inteligencia al mundo de las sevillanas. Alvarez Dardet era el encargado de la discoteca de la emisora  estatal en Sevilla y de ahí la amistad entre ambos.

Y fue a los postres cuando José Luis López Murcia, locutor de esta radio muy famoso en su época, pronunció unas emotivas palabras al homenajeado que terminó con el principio de un verso improvisado

No te vayas todavía,
No te vayas, por favor.

Garrido tomó rápidamente una servilleta y garrapateo en ella los dos versos restantes:

Que hasta la guitarra mía
llora cuando dice adiós.

Hablábamos de sus letras de sevillanas y de saetas sentados en uno de los veladores de La Campana en la esquina de Sierpes que el poeta solía ocupar ya vencida la mañana cuando aun no había  alcanzado los noventa y viajaba desde su casa al centro de Sevilla en autobús para desayunar en la calle. El tomaba su cafelito con tostada. Yo le acompañaba con una copa de oloroso.

Aunque corría el mes de mayo,  recordaba más la Semana Santa que la cercana Feria y se me venía a la memoria su letra inolvidable de saeta que suele cantar Pili del Castillo:

Madre mía, te suplico
que entendimiento me mandes
porque es que yo no me explico
ccmo una pena tan grande
cabe en pañuelo tan chico.

Manolo me dijo que el verso sigue, saqué el bolígrafo, tomé una servilleta y anoté lo que fue recitando:

La seda de este pañuelo
no la hicieron los humanos,
que es un cachito de cielo
que se ha venido a tus manos.

Luego estampó su firma al pie.

Plegado cuidadosamente guardo el papel en el que se anuncian la confitería y la cafetería La Reja. Junto a él la tarjeta de visita con su dirección en la calle Gonzalo Núñez de Sepúlveda  y su teléfono. La última vez que marqué el número le comuniqué mi móvil y el pidió que lo anotase a la asistenta que lo cuidaba a la que se dirigía respetuosamente de usted y la llamaba señora.

lunes, 10 de septiembre de 2018

DOÑA MARGARITA, QUE PELIGRO.



Marean las cifras. La información relativa a las compras y los encargos de armamento y material militar diverso que viene hoy en la prensa produce vértigo. Cifras mareantes. Compromisos inabarcables en una sola anualidad. Dogales al cuello de los encargados de la administración pública hasta no sé cuántas décadas sucesivas.

¿Quién es nuestro  enemigo ?... ¿Con quién estamos en guerra?... A la avispada ministra de Defensa la han convencido los muy preparados comerciales de las fábricas de helicópteros militares de transporte, misiles y otros artilugios de combate para que apruebe los pedidos sin titubeos. Y así se los ha presentado al Congreso.

Con ello ha incrementado la carga de trabajo de los empresarios foráneos, sobre todo los que se desarrollaran  en la fábrica de la aeronáutica Boeing en Filadelfia (EE.UU.) que es exactamente el resultado contrario al conseguido por la bizarra representante del Ejecutivo ante las Fuerzas Armadas cuando sitúa peligrosamente  el resbaladizo tema de la anulación del encargo de corbetas de Arabia Saudí que tenía la gaditana Navantia.

Este es el resumen: España, en riesgo de perder un contrato de 1.800 millones con Arabia Saudí pero Boeing y los restantes fabricantes de material militar anotando encargos españoles.

Esa señora guapa y valiosa que ejerce muy dignamente su ministerio que es Magdalena Valerio confesó que al aprobar su departamento la creación del Sindicato de Prostitutas le habían metido un gol por la escuadra.

Esperando estamos que doña Margarita haga lo mismo. Supongo que Quichi el alcalde gaditano lo habrá pedido ya haciéndose eco de la protesta ruidosa de los perjudicados de los astilleros que ven en el tejado el porvenir de sus familias. La cosa no es para menos.


viernes, 7 de septiembre de 2018

REQUIEN POR LA TELE DEL CORREO



Se confirmaron los peores augurios. La Tele del Correo ha dejado de existir. Ha sido como el final de la vida de esos enfermos de los que todos aprecian que están graves pero cuyo desenlace final no se sospecha próximo. Mueren porque se cansan de la existencia, porque no luchan, porque tiran la cuchara.

El grupo de comunicación Morera y Vallejo, que gestaba la emisora y que hasta ahora tenía una licencia de televisión en régimen de alquiler, presentó al concurso público convocado por la Junta de Andalucía nueve proyectos para otras tantas licencias de televisiones locales en distintos puntos de Andalucía.

Sus nueve propuestas no fueron analizadas por la mesa técnica de evaluación de la Dirección General de Comunicación Social de la Junta ya que incumplían un punto de las bases de la convocatoria que era motivo directo de exclusión.

La Junta hizo pública la  relación de licencias concedidas y naturalmente la del Correo no se encontraba en ella.

Tendría que haber cerrado pero no de forma inmediata. Por medio estaba el recurso judicial impugnando la exclusión. Sin embargo el pasado 31 de julio la empresa decidió interrumpir las emisiones y la cadena se fue a negro.

A renglón seguido el grupo de comunicación despidió el pasado día cinco a siete de los nueve trabajadores con los que contaba  lo que confirma su cierre definitivo.

Los despedidos percibirán una indemnización de veinte días por año trabajado, según las cartas individuales que se  les ha entregado .Solo continúan dos de ellos, Víctor García Rayo y el realizador Jorge Jiménez para intentar la venta de las imágenes del archivo.

Hacer una televisión de programación diaria con solo nueve trabajadores fijos manifiesta la sólida preparación, la  versatilidad y el espíritu de equipo de todos ellos. Cerrar fríamente una televisión así es un ejemplo de dureza empresarial incomprensible.

Este pequeño grupo de hombres y mujeres jóvenes  que han llevado a las pantallas de los televisores el latido de la ciudad merecía otro trato. Y Sevilla, también.

domingo, 2 de septiembre de 2018

COFRADÍAS SIN TELEVISIÓN



No sé si alguien estará preocupado con esto o si ya existirá una solución que no se ha hecho pública, pero hasta ahora los hechos están ahí: Que la lista de próximos acontecimientos del mundo de las hermandades es larga, que los cofrades se aprestan a abordarla apenas deshagan las maletas de los veraneos... pero que, por primera vez, no habrá televisión local que los difunda.

La televisión del Correo sigue apagada. En los primeros días de Julio, la Asociación de la prensa decía que a la espera de que los Tribunales de Justicia resuelvan los recursos planteados, El Correo Televisión tendría que dejar de emitir, una vez que el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ha publicado las nuevas licencias definitivas de televisiones locales en la Comunidad y no figura la suya.

Por su parte la tele de El Correo informaba a su vez  que había promovido la consiguiente reclamación judicial poniendo el asunto en manos de un prestigioso bufete de abogados..

A poco la tele se fue a negro y así continúa.

Sevilla ha dejado de disponer de televisión local. De aquellos lejanos tiempos de la competencia de cinco canales en el dial televisivo de la ciudad se ha pasado a esta ausencia absoluta y, como las cosas de palacio van despacio, no soy muy optimista en una solución a corto plazo.

Cabría un arreglo, que el Sevilla y el Betis incluyeran en sus parrillas televisivas los aconteceres cofrades de resonancia.

La Consejería de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática de la Junta de Andalucía concedió al Betis tres  licencias en el Canal múltiple 54 con potencia radiada aparente máxima de 8.000 Ws. siendo los adjudicatarios la FUNDACIÓN REAL BETIS BALOMPIÉ, PROCONO, S.A.U. y PUBLICACIONES DEL SUR, S.A.
Y al Sevilla otras tres con igual potencia pero en el canal 56 y a nombre de SEVILLA FÚTBOL CLUB, S.A.D. - UTE AGRUPACIÓN RADIOFÓNICA, S.A.-TVS DIGITALES DE ANDALUCÍA. S.L.U. Y VISOVISIÓN, S.L.
Este es un posible horizonte televisivo: sin futbol no habrá cofradías.

viernes, 20 de julio de 2018

CARMINA EN EL RECUERDO. SALMORAL EN EL OLVIDO



Con la endeble justificación de que el próximo lunes se cumplen catorce años del fallecimiento de Carmina Ordoñez, la Uno de TVE dedicó el prime time del pasado jueves a evocar la vida y la muerte de quien fue llamada “la divina” y se alzó sin duda como una de las mujeres más bellas de España en los últimos tiempos.

Estuvo, pues, la primera esposa de Paquirri en el recuerdo de todos y su imagen y los hitos más importantes de su trayectoria vital fueron recordados por periodistas, amigos y tertulianos televisivos de esos que discuten por un quítame allá esas pajas y parece que llevan en la cabeza una enciclopedia de sabelotodo puesta al día.

Me enganchó el programa y lo seguí hasta el final. Personalmente recordé a un olvidado en la producción fílmica, Antonio Salmoral, que era el corresponsal del Centro Regional de TV en Andalucía y grabó las imágenes espeluznantes del herido Paquirri cuando acababan de tenderle en la mesa de operaciones de la enfermería de la plaza de toros de Pozoblanco y con una frialdad que impresiona, hija de su acendrado valor, describía al cirujano las trayectorias y la importancia de la cornada.

Salmoral recogió las imágenes y la voz del torero con una cámara de su propiedad que acababa de comprar y con la que estaba filmando la corrida para su archivo personal ya que El Centro Territorial de TV consideró que el festejo carecía de importancia y desestimó su ofrecimiento.

Luego resultó que esa combinación de toros y toreros no pudo darse más. Dos espadas fueron muertos por asta de toro, uno de los ganaderos falleció en accidente también y el Soro quedó inválido y hasta mucho más tarde no volvió a la profesión. Aquel cartel  del miércoles 26 de septiembre de 1984 tenía mal fario.  Anunciaba una corrida en la que se lidiarían reses de Sayalero y Bandrés por Francisco Rivera Paquirri, al que mató Avispado esa tarde, José Cubero Yiyo, con cuya vida acabaría otro toro poco tiempo después, y Vicente Ruiz El Soro.

Antonio Salmoral demostró una vez más su categoría profesional que ya le había servido para obtener el Premio Nacional de Periodismo y pudo hacerse multimillonario porque las cadenas de televisión más importantes del mundo compitieron para hacerle la mejor oferta por la cesión en exclusiva de esa filmación  pero él tuvo el cuajo de hacer oídos sordos y brindárselas a la Televisión en la que colaboraba como reportero gráfico autónomo simplemente a cambio de su empleo como trabajador fijo en la plantilla de la empresa.

En el 2002, a los 18 años de la muerte del torero, sus hijos publicaban una carta en el Diario de Sevilla doliéndose de que la promesa no se le había cumplido nunca.