viernes, 2 de agosto de 2019

LA PUBLICIDAD EN CANAL SUR



La contratación de spots publicitarios de cualquier televisión no es cosa solo del departamento comercial sino más bien de la función creativa. Por muchos agentes que existan en el organigrama destinados a gestar contratos de difusión de marcas o servicios los programas quedarán huérfanos de acompañamiento mercantil si no han sido capaces de escalar cifras atractivas en el barómetro del share.

Por lo tanto, en el caso concreto de Canal Sur, el primer paso para que acudan los dineros a la exhausta caja de la empresa no lo tiene que dar Julián Vargas, el recién estrenado mandamás de la oficina de negocios, sino Isabel Cabrera a la que toca como directora adjunta y responsable de las relaciones con las productoras, la contratación de programas diseñados por éstas que hagan sugerente la oferta y fuercen el ascenso de los niveles de audiencia.

Conviene resaltar que el mercado en el que se sitúa la televisión de todos los andaluces es precisamente el andaluz y las empresas que deseen estar presentes en él no son las que fabrican dentro de sus fronteras, reducidas en la actualidad a un ranking mínimo en el que ocho de cada quince pertenecen al sector de la alimentación, sino las que traen de fuera sus productos y utilizan la publicidad como instrumento de marketing para enganchar a sus consumidores.

Agosto no es buen mes para iniciar una acción comercial.  Sí, para prepararla. Los comerciales de Canal Sur a quienes quiero suponer suficientemente preparados para asumir estas ideas, disponen de sus largos días para ir preparando los muestrarios.

Y a Isa Cabrera, una moderna ejecutiva de la televisión del momento curtida en la responsable misión de decidir una parrilla de programas llena de sugerentes sortilegios , la trascendente misión de prevenirlos.

Ahí es nada.

martes, 30 de julio de 2019

PEPE HIDALGO


.
Era como esos militares a los que nunca cae bien el traje de civil. Los ves con chaqueta y corbata y encuentras la americana mal abrochada y la corbata torcida. Siempre recuerdas su atuendo natural: la guerrera, la gorra de plato y las medallas.

Hidalgo podría ir abrigado con la bufanda al cuello en las noches frías de los ensayos de la Centuria a cobijo de las piedras arrugadas del antiguo Hospital de las Cinco Llagas. O con el traje de los domingos de quinarios sin cofradías. Pero siempre lo veías con la coraza brillante de los soldados de Tiberio. Era romano todos los días del año y a su alrededor sonaba siempre ese repique inigualable y nervioso del tambor solista de los Armaos.

La noticia con orla de luto nos dice que la coraza no habrá de relucir más en las noches apresuradas de las pisadas imperiales de los soldados de Rodríguez Ojeda por la calle Cardenal Espínola para rendir armas ante el Gran Poder, ni que el tambor hará nuevas cosquillas  a los escaparates de la Carrera Oficial en la noche grande de la fe arraigada de los sevillanos.

Pepe Hidalgo el cabo tambor y director de la banda de la Centuria Macarena durante muchos años, nos ha dejado, pero no del todo. En nuestras retinas permanecerán rezagados ante la partida inevitable los destellos de su coraza y en los oídos el repique incansable de sus baquetas sobre el parche estirado de su instrumento de percusión.

Y, con ello, sus palabras de chiquillo grandullón jugando a los soldados:
           
      Cuando me visto de armao le pregunto a la parienta: ¿Pero no te doy mieo?

lunes, 29 de julio de 2019

LA DIFICIL COMERCIALIZACION DE CANAL SUR



Lo decía no ha mucho el recién nombrado presidente de su consejo de administración, Rafael Porras. Si Canal Sur hubiese sido una empresa privada ya hace tiempo que habría tenido que cerrar. Afortunadamente no es así. Los pronósticos pesimistas que se avanzaban por los agoreros especulando sobre su extinción no se han cumplido y  los andaluces podemos seguir disponiendo de un valioso instrumento para que seamos más instruidos, nos distraigamos mejor y nos consideremos adecuadamente informados.

Pero cómo se paga todo esto... Una empresa privada acudiría al mercado de capitales. Canal Sur, al contrato programa con la Junta de Andalucía, colchón protector de incapacidades y desvíos que, a la larga, se cubre con nuestros bolsillos.

Ahora bien, esto es solo una parte de la financiación necesaria para seguir funcionando. La otra hay que conseguirla del mercado de la publicidad y aquí sí que se alza un problema cada vez más agigantado. Que la tarta publicitaria es una y los comensales muchos y muy voraces. Que la suma de las cantidades invertidas por los departamentos de marketing de las empresas privadas en consumo publicitario, la llamada tarta de la publicidad, no crece caprichosamente sino que se acomoda a las estrictas medidas del plato que la sustenta. Y que la oferta con la que se muestra la suculenta tarta cada vez es más variada y se adapta mejor a los gustos de sus consumidores.

Difícil lo tiene Juan Vargas Ruano nombrado en el nuevo organigrama para sentarse a la mesa y esgrimir cuchillo y tenedor. Cuando se creó Canal Sur, allá en el lejano 1989, se trajo de Madrid, de la Gerencia de Publicidad de Televisión Española, nada menos que a su titular, Pedro Recuenco, un carismático publicitario, desafortunadamente desaparecido hace unos veranos en un accidente de automóvil, al que instaló lujosamente en una suite del Hotel Colón y dotó de Visa oro para sus gastos.

Con Recuenco, todo lo que se invertía era rentable. El hasta entonces gerente de publicidad del Ente Público disponía de los teléfonos directos de la totalidad de los altos ejecutivos que en España firmaban los contratos de difusión comercial y sus opiniones, sugerencias y consejos eran escuchados y atendidos por los más escogidos gestores de las empresas anunciadoras.

Me consta con toda certeza porque trabajé a su lado desde que en 1986 me nombraron Delegado en Andalucía de la Dirección de Recursos, Comercialización y Publicaciones de RTVE.

Hoy, ni está Pedro ni han llegado a nuestros días gran parte de estas firmas empresariales y la ausencia es mucho más notable en Andalucía cuyo tejido industrial ha ido decreciendo con el correr de los tiempos hasta alcanzar ese veinte por ciento de mano de obra desocupada que habría que colocar en nuevas empresas si los poderes públicos facilitasen la llegada de capitales inversores foráneos.

Difícil lo tiene Vargas, sí. Al frente de un departamento que han llamado de innovación y negocios y engloba el ámbito publicitario. Los recursos externos dependen de él. Hay que desearle suerte.

sábado, 27 de julio de 2019

UN AMBIENTE INQUIETANTE



En circunstancias normales, a finales de Julio la noche debería haber sido calurosa y la mañana aparecer con amenazas de termómetro al  alza. Pero sucede lo contrario. La Vuelta Ciclista a Francia tiene que suspender una etapa al no poder alcanzar la meta ante el evidente riesgo para los corredores por hallarse la carretera peligrosa a causa de una granizada y por la ventana que tengo abierta ante mí entra un fresquito de preludio otoñal que me obliga a buscar una prenda de abrigo.

Estoy tan inquieto como durante la sesión de la fracasada investidura se mostraba en su escaño el representante del Partido Nacionalista Vasco, Aitor Esteban, apellido más judío que euskaldun, dicho sea de paso,  cuando algún orador se refería a la postura insolidaria de su formación.

Y la cosa no es para menos. A los andaluces este desacuerdo de las fuerzas políticas nos va a salir muy caro. Como mínimo nos va a costar cuatrocientos millones de euros. Lo ha dicho JuanMa Moreno aportando datos incuestionables de su consejero de Hacienda que de estas cosas sabe lo que tiene que saber.

El presidente andaluz sigue fielmente el consejo sabio de los políticos veteranos de hacerse acompañar por un buen administrador y es de esperar que, siguiendo esa sugerencia, no lo cambie nunca.

Los dineros no pueden administrarse con la cuenta de la vieja. De economía saben los economistas. Y los colegios de estos facultativos del comercio, la contabilidad y las finanzas dan ejemplo de honestidad, formación y eficacia por todo el mapa hispano.

Lástima que esto no se haya visto así en los periodos formativos de las estructuras de la Comunidad Andaluza y algunos puestos importantes de su gestión estén ocupados por profesionales de diferente formación universitaria a los que un asiento contable les dice lo mismo que una escritura en sanscrito.

martes, 23 de julio de 2019

INEXACTITUDES DE LA VICE



Ha dicho la inefable egabrense, vice del gobierno en funciones, doña Carmen Calvo, que nadie ha hecho más que los socialistas por los derechos de la mujer.

Pues resulta que no es así. A la señora Calvo se le puede caer el pelo, y no es un chiste malo y facilón si lee los mensajes que, inmediatamente después de su afirmación, se han divulgado en los móviles y han llegado al mío.

La recuperación democrática de los derechos de la mujer empieza en España en 1812 cuando aún no existía el socialismo y se acordó que las mujeres podían ser elegidas para ocupar un escaño en el Parlamento.

Al contrario, una socialista tan reputada como Victoria Kent votó en contra del voto femenino.

Entre los hitos en la igualdad de la mujer, están las leyes promulgadas durante los años de 1958, 1961 y 1976, anteriores a la restauración democrática, por las que la esposa dejaba de estar sometida al marido.

Ascensión Chirivella fue la primera mujer abogada en España en la época en la que figuraba en el gobierno el conservador Eduardo Dato.

Concepción Loring y Heredia, de derechas, la primera mujer que habló en las Cortes.

Clara Campoamor, creadora de la Unión Republicana Femenina, fue una de las principales impulsoras del sufragio de las mujeres en España, derecho que se logró en 1931, y por primera vez fue ejercido  en las elecciones de 1933.

Con algunas reticencias entre las que, curiosamente, se encontraba la de Margarita Nelken la famosa política madrileña que también era socialista.

A estos nombres relevantes de la política hispana hoy se unen el de Soledad  Becerril, de aquella Unión de Centro Democrático que fundó Adolfo Suarez, que tuvo el honor de ser la primera ministra que ha habido en nuestro país.

Y el de Consuelo Madrigal, del Partido Popular, la primera mujer que ocupó el cargo de Fiscal General.

Y el de la primera fémina presidenta del Congreso, que fue Luisa Fernanda Rudi, igualmente del Partido Popular.

Creo que, con todo esto, y con otros nombres y circunstancias que podrían añadirse sin mucho esfuerzo, la señora Calvo debe pensar que ha perdido una oportunidad más... de quedarse callada.

Calladita está más guapa.

sábado, 20 de julio de 2019

PROPUESTAS DIFICILES PARA CANAL SUR



Como a los soldados bisoños de los ejércitos, el valor se les supone. Los nuevos rectores de Canal Sur deben tenerlo y han empezado a demostrarlo aceptando sus cargos. No creo que hayan medido el campo de batalla ni que hayan solicitado los dictámenes de los maestros armeros y artificieros para desplegar la bandera de combate.

El personal de la casa, el que cumple un horario laboral y está a las duras y a las maduras, no tiene que leer la prensa para conocer las estructuras de los chiringuitos que, tras el decorado de organizaciones sociales, han venido actuando como empresas privilegiadas de producción de programas con beneficios desproporcionados a repartir entre los amigos.

Yo soy oyente de Canal Sur Radio y telespectador de Canal Sur Televisión. Creo que, como “El Llamador”, nadie ha hecho nunca mejor programa de cofradías y que “Toros para todos” es una idea genial para televisión que ha divulgado de manera gigantesca ese hecho cultural tan importante que es la Fiesta de los toros.

El día que los que han empezado a mandar en la televisión y la radio de todos los andaluces se decidan a saber de verdad como aumentar sus audiencias tienen que sentarse con Fran López de Paz y los hermanos Enrique y Juan Antonio Romero cuyo “Carrusel taurino”  es en las ondas otro éxito notable.

Antes deberán coger la goma de borrar y eliminar todas, absolutamente todas, las tertulias de análisis político tanto de la radio como de la televisión, instrumentos torpes y sectarios de inútil manejo de la opinión pública y hacer frente a dos propuestas difíciles: aceptar la medición de audiencia de cada programa según datos solventes de empresas privadas  y medir la rentabilidad de cada hora emitida.

Claro que, para eso, lo primario puede ser apuntalar la casa, es decir dotar a los equipos emisores de una renovación que, a todas luces, es hoy imprescindible.

¿He escrito propuestas?.. .. Me he quedado corto. En realidad son retos. Pero hay que aceptarlos.

lunes, 15 de julio de 2019

ENTRE TITULOS Y AGRADECIMIENTOS



Nadie podrá decir nunca de la expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz que no es amiga de sus amigos. Hubo una época en la que todos  los servicios informativos de la totalidad de las televisiones del país mostraban una vez y otra a un Antonio Pradas defendiendo los postulados de la política sevillana contra la estrategia de Pedro Sánchez.

A nadie he visto nunca, salvo en ese ciclo temporal lleno de horas y horas de noticias audiovisuales, argumentar con tanta bondad y precisión las acogidas socialistas de las Casas del Pueblo.

Lástima que Sánchez no lo entendiera así y, poco después, lo mandase de un plumazo a que se aburriera en el banquillo.

Susana lo ha alineado ahora en un equipo titular, el de los integrantes del Consejo de Canal Sur para que estire las piernas y se embolse algún dinero que no le vendrá mal. 

Agradecimiento y lealtad a la amistad se llama esta figura.

Luego dicen de los políticos. Hoy por ti y mañana por mí. En la praxis de la cosa pública cabe de todo. Mi maestro Paco Narbona, el periodista que más me enseñó en el ejercicio de la profesión, había aprendido durante su estancia en Roma el valor de los títulos universitarios que se guardan aunque cuando se consiguen solo sirven para colgarlos en la pared. El de abogado, que él dice que posee, le está sirviendo a Pradas para defenderse de los que critican su nombramiento.

Y otro título, el de Intendente, podría haber servido a un profesor mercantil que daba clases en la Academia Mercantil Sevillana que dirigía doña Pepita en la Cuesta del Rosario, no solo para conseguir la máxima titulación en la carrera, que obtuvo con todos los honores,  sino para optar al nombramiento  de primer interventor general de la Cámara autonómica, que será determinante en la gestión de su contabilidad.

Creada hace tres años, creo que la plaza se proveerá en estos días. Lástima que, en lo que respecta a mi amigo, la convocatoria haya llegado tarde.

Los letrados se pelearan por alcanzar la codiciada distinción, pero el puesto parece estar diseñado a la medida de un economista. Hay una ley que lo dice  así. Mi memoria no llega a recordar más. Pero el precepto legal existe y lo firmó el Rey Juan Carlos. Voy a ver si doy con él.