lunes, 16 de julio de 2018

VERANO DE PAPA NOEL



Dos de mis nietos me telefonearon anunciándome su visita. Me encantan estos anuncios, pero esta vez, tan pronto como acabaron la llamada me dejaron sumido en una inesperada reflexión: ¿Qué debía hacer, poner un rato más la depuradora para que estuviese bien limpia y transparente el agua de la piscina, o buscar en el trastero las figuritas del Belén?...

En mi larga vida no he conocido un verano como éste. Julio además ha sido, por lo general,  un mes especialmente caluroso. Este año las temperaturas y el aire resultan antesala anticipada del invierno. Me da la impresión de que los pájaros lo notan también y voletean despistados.

Debe ser cosa del nuevo gobierno y, más en concreto, del gurú de cabecera del presidente. Ahora que se han terminado los mundiales de futbol, hay que crear un tema generalizado  de conversación que evite discutir sobre las controvertidas  medidas de Sánchez.

Si estornudamos más de la cuenta y por la noche tenemos que taparnos no solo con la sábana, sino con la colcha y hasta con esa manta suave que nos trajimos sin darnos cuenta del avión de Iberia, Papa Noel tiene la culpa.

El gordo norteño se ha equivocado de reno y de trineo y ha llegado antes trayéndose los hielos en el zurrón de los regalos.

Así hablamos de él y no del acercamiento de los presos, ni de la devaluación de la Religión, ni de los nuevos impuestos, ni de la eliminación del diésel, ni de ninguna otra decisión del gabinete gubernamental de carácter ideológico que puedan escandalizar a la ciudadanía.

Ivan Redondo, el gurú, sigue demostrando que se gana el sueldo. No sabemos de qué medios se vale, pero demuestra que es capaz.

¿Qué tiene que cambiar el clima?... Pues se cambia. A fin de cuentas, para hacer el favor Papa Noel no pedirá  tanto como los catalanes o los vascos.

Cosas más difíciles se está viendo obligado a conseguir: ¿O no es nada que Sánchez haga lo que hace con ochenta y cuatro diputados y sin pasar por las urnas?

miércoles, 11 de julio de 2018

LA POLÍTICA EN EL PALCO



No en el palco del teatro ni en el palco de las cofradías de la plaza de San Francisco, sino en el palco de la presidencia de los toros que es donde en Pamplona permiten que los titulares de la gestión pública local lleguen y accedan mandando en la corrida y degenerando en el oficio. Que ya se sabe que así decía Juan Belmonte hablando de aquel banderillero suyo que había llegado a ser gobernador: degenerando.

La política de turno se acomodó pues en el sillón presidencial vestida tal corresponde para seguir la línea inaugurada por el alcalde de embutirse en un chaqué y tocarse con sombrero de copa. Cumplió con el cometido que se esperaba de ella y al final coronó su periplo con lo que todo político que se precie sabe y presume de hacer mejor: política.

Se enfrentaba Alberto López Simón a un morlaco de Fuente Ymbro que le dio la lata a base de bien y hasta llegó a alcanzarle haciéndole dar una feísima voltereta. Pero el muchacho aguantó el  tipo, lo toreó con gallardía y lo tumbó de un excelente estoconazo.

El público le pidió la oreja. Se intuía que reclamaría las dos. Pero allí estaba la presidenta para concederle una sola. Sacó el pañuelo y lo retiró después. El respetable insistía en su petición. Ella volvió  a mostrarlo y lo dejó sobre el barandal.

La impresión generalizada era la concesión de los dos trofeos. Así lo entendieron los tendidos y se apagó el ruidoso reclamo. Pero la cosa no estaba clara. El alguacilillo no sabía qué hacer. El asesor artístico levantó un dedo. Era una sola aunque la creencia de otorgamiento del doble trofeo había sofocado el griterío.

Política pura. Sugerir, aparentar y no dar. Cuando en el problema catalán se habla de que hay que hacer política me pregunto si están pensando en buscarle agujeros a la Constitución o en el pañuelo de la presidenta de los Sanfermines.


lunes, 9 de julio de 2018

EL INDEPENDENTISMO AL DESNUDO



Desde aquellos lejano días de la bomba de Palomares no habíase visto en la prensa un espectáculo semejante. Entonces Manuel Fraga que era Ministro de Información y Turismo se retrató en bañador entrando en el mar que moja la playa de ese nombre en compañía del embajador americano para demostrar que los bañistas podían disfrutar de ella porque no había peligro alguno.

Antes un B-52, avión de las Fuerza Aérea Norteamericana, había chocado en vuelo con el aparato nodriza que lo tenía que abastecer perdiendo su carga de artefactos nucleares.

Todos se encontraron menos éste para cuya localización los americanos enviaron una impactante flota de búsqueda a la que afortunadamente orientó Paco el de la bomba un marinero almeriense que fue el que les dijo donde se hallaba el juguetito cubierto por las rizadas olas.

La foto de los políticos en bañador dio la vuelta al mundo y apareció hasta en el NODO. Las cosas entonces funcionaban así

Ahora Jim Torra y Artur Mas se han zambuullido en  el Mediterráneo que llega a Barcelona luciendo sus figuras no precisamente musculosas sin respeto alguno al gusto estético y la sensibilidad de los lectores y escondiendo su bomba que no es la de Palomares sino la de apoyar la última moción del Parlament que insiste en la vía unilateral de creación de una República independiente.

Creo que espectáculos como éste no deberían consentirse. Los catalanes independentistas deben quejarse porque ninguno de los infrascritos llevaba cosido al pecho el famoso lazo amarillo y los lectores habituales de los periódicos por no haber sido avisados con antelación de semejante agresión visual.

Como es de suponer a la mayoría de ciudadanos españoles que puedan contemplar la foto en los kioscos o en Internet nos importa un bledo que los independentistas se muestren cubiertos o al desnudo, pero en uso de la más elemental protección de nuestra sensibilidad deberían arbitrarse los medios para que tal atrevimiento no se volviera a producir.

viernes, 6 de julio de 2018

TELEVISION SIN DEMOCRACIA NI COFRADIAS



Voy a copiar a  mis compañeros los comentaristas de televisión cuando hacen un alto en sus locuciones y describen sucintamente lo que extraen de las redes sociales:
Ante la conquista por Podemos de la radio y televisión que pagamos todos, puede leerse...
La pelea PSOE-Podemos por controlar la RTVE da un poco de bochorno. ¿No se trataba de despolitizar?
¿Te imaginas que la BBC  la dirigiera quien solo tiene conocimientos de radio musical?
¿Era mucho pedir que los nuevos consejeros fueran menos identificables ideológicamente?
Democracia es que los trabajadores elijan a su director y que éste no sea seleccionado por los políticos...
Pero los políticos no abandonan el suculento plato de la televisión y la actualidad nos trae no solo el incierto panorama de la RTV española sino la regulación de las teles locales andaluzas que dibuja un horizonte sombrío con el cierre de la Tele del Correo y la previsible ausencia de las transmisiones de las cofradías en la próxima Semana Santa.
La Asociación de la Prensa ha emitido un comunicado a sus asociados solidarizándose con los trabajadores de la tele y el periódico del Correo en peligro de quedar en la calle por el posible cierre de ambos medios. La televisión porque se ha quedado sin licencia y el periódico arrastrado por la clausura de la tele.
El grupo de comunicación Morera y Vallejo, que hasta ahora tenía una licencia de televisión en régimen de alquiler, presentó al concurso público convocado por la Junta de Andalucía nueve proyectos para otras tantas licencias de televisiones locales en distintos puntos del mapa andaluz. Sus nueve propuestas no fueron analizadas por la mesa técnica de evaluación de la Dirección General de Comunicación Social de la Junta con la justificación por parte de  este organismo de que incumplían un punto de las bases de la convocatoria que era motivo directo de exclusión.
Obviamente el grupo  Morera - Vallejo manifestó su desacuerdo y elevó su protesta por conducto judicial.
Por lo tanto y, a la espera de que los Tribunales de Justicia resuelvan los recursos planteados, El Correo Televisión tendrá que dejar de emitir en breve, una vez que el Boletín Oficial de la Junta ha publicado las nuevas licencias definitivas de televisiones locales en Andalucía.
El mensaje religioso previsiblemente no contará con los pasos y los nazarenos en la pequeña pantalla, pero sí con las producciones de la Iglesia Adventista a la que se han concedido en el territorio andaluz once licencias.

martes, 3 de julio de 2018

POBRE PABLO





Esto de estar jubilado y disponer de Internet le convierte a uno en espectador excepcional de los aconteceres patrios, dicho sea utilizando el adjetivo patrio con el debido respeto y admitiendo la existencia de algún ciudadano que desconozca su correcto significado o lo tache de anticuado o cosa peor.

Jubilado con tiempo libre, sin urgencias de acudir al tajo de cada día ni militancia partidista o sindical es una situación equilibrada y cómoda para atender el discurrir del espectáculo cotidiano si se asoma a la pantalla del ordenador.

Y  con ella he podido ver hoy que en eso de las primarias del PP le han hecho a Pablo Casado una faenita de cuidado. ¡Mira que decir que es el hombre de Aznar!... ¿Y ahora cómo se quita el pobre de Pablo ese sambenito?

Aznar es el pasado obsoleto y merecedor de archivo. El no se da cuenta. Su ego le puede. Me recuerda el papelito que hacen mis colegas de generación cuando se rebelan con la inevitable pérdida de juventud, se tiñen el pelo, se apuntan a un gimnasio y se divorcian de la parienta para aparearse con una muchachilla a la que doblan la edad.

Cuando Bertín Osborne invitó a Aznar a su exitoso programa en Telecinco cosechó el peor dato de audiencia de la serie.

Dicen que ha sido la competidora de Casado Maria Dolores de Cospedal la que ha divulgado el dato. Está en su derecho. Faltaría más. Maria Dolores, con sus ojos bellos y sus modales distinguidos, no actuaría nunca con hechos falseados.

En Andalucía tiene sus seguidores, pero creo que Soraya le gana por goleada. Y me parece normal. La preparación y  experiencia de la Santamaría son activos que hay que aprovechar. Su partido los necesita y la política española también.

No soy el único que piensa así. Más de uno de mi quinta, cronógrafo de los que hicimos el Servicio Militar Obligatorio, estamos deseando oír una voz que le meta a Sánchez las cabras en el corral.

domingo, 1 de julio de 2018

ASESORES




Al caballero ese que no ha votado nadie pero que ha penetrado en la Moncloa descolgándose por la gatera de la moción de censura nos hace ver la prensa del fin de semana que parece que le preocupan más sus asesores de imagen que la formación e idoneidad de sus ministros.

Uso el sustantivo caballero, en vez de señor, porque ahora está muy de moda desde que empezaron a emplearlo los agentes de la policía local para designar así a los drogadictos y alborotadores nocturnos a los que había que reprimir o multar adecuadamente lo que resultaba chocante después de investirlos de señorío y porque eso de llamar señor o tratar de usted al interlocutor que acabamos de conocer está absolutamente demodé en el mundo del populismo que nos ha tocado vivir.

Al caballero, a éste al que me refiero, no le pasa por alto, que él lo es como para encestar en el baloncesto, que nos movemos en el mundo de la imagen y que valen más unas buenas fotos a lo J.F. Kennedy a bordo del avión presidencial que unas precipitadas respuestas en una entrevista ante profesionales de la información.

Por eso en la gestión de las decisiones que ha tomado hasta el momento, cuando acierta es porque interviene su gurú de cabecera que es ese señor de alopecia incipiente y gafitas de listillo, llamado Ivan Redondo, que solía asomarse a los programas televisivos de Ana Rosa para dibujar en una pizarra predicciones políticas.

El tal sabio new way que antes asesoró con éxito en dos ocasiones a candidatos del PP y a quien los gestores del partido dejaron ir, como suele ser su inveterada costumbre, se encuentra auxiliado ahora por una dama que se supone de parecidas garantías a quien el caballero de referencia ha encargado la Secretaría de Estado de Comunicación.

Y así andamos. Y mientras tanto a Soraya que es la mejor candidata según Moreno Bonilla  (En algún sitio lo he leído también) aunque los electores andaluces se dividen entre las dos féminas, el creador de su campaña publicitaria en las elecciones primarias que aborda el partido no tiene una idea más genial que construirla pivotando sobre una sola palabra: SoraYA.

Cualquiera que la reciba será inmediatamente abducido por sus cualidades subliminales que le impulsarán a ejercer su capacidad volitiva en beneficio de su patrocinadora

Si usted no entiende nada no se preocupe. A mí me ocurre lo mismo.

sábado, 30 de junio de 2018

RTVE:NUEVO DIRECTOR, VIEJO LIO



Apenas ha corrido el nombre de quien empuñará la batuta en el Ente Público se han desatado las protestas. Los políticos de turno que se cansaron de pedir una televisión y radio nacionales, pero despolitizadas cambian rápidamente de chip y se pasan al otro lado haciendo suyos los argumentos que antes combatieron.

La indignación ha subido de tono en los sindicatos de RTVE donde claman que se vuelve a lo mismo y han hecho público un comunicado en el que señalan que este hecho “torna a poner de relieve los grandes problemas de base que están asfixiando el futuro de RTVE”. Confiesan que no tienen nada que objetar a la carrera del profesional que se va a proponer en el ámbito de la información escrita, pero coinciden con la plataforma de los trabajadores en recalcar que se vuelve a buscar profesionales en un medio privado y externo a RTVE con un marcado posicionamiento político.

En mi larga trayectoria en Radio Nacional y luego en TVE he oído esto mismo muchas veces en  ocasiones anteriores.

Lo correcto consistiría  en buscar al director de la casa entre los profesionales que trabajan en ella donde los hay muy buenos y no les deben nada a ningún partido político, pero esto parece imposible.

Y hay más, lo ideal sería despolitizar en absoluto y de raíz el Ente Público separándolo del ámbito político y poniéndolo a disposición de la sociedad civil.

Una asamblea de representantes cualificados  de la cultura, las bellas artes, la historia, la religión y la tecnología seleccionados democráticamente elegirían al consejo y este al director que estaría dotado de amplio margen de confianza para formar su equipo. Algo así funciona en Alemania. Nada hay nuevo bajo el sol.

Escrito queda. Pero es un sueño, una quimera.  Y antes, al contrario, el que pongan, por alejado que haya estado hasta ahora del entramado radiofónico y televisivo, aterrizará con el soterrado convencimiento de que ni la radio ni la televisión se han terminado de inventar todavía y ahí llega él dispuesto a  completar lo que falta.

“Se van a enterar estos de lo que es dirigir la radiotelevisión”, dirá partiendo la batuta a fuerza de golpearla sobre el atril.

Si mira al suelo verá que está lleno de batutas rotas.