viernes, 17 de marzo de 2017

CANCION DESTEMPLADA A LA INFIDELIDAD


Si se rompe algo tan sagrado como un sacramento y los que debemos cumplirlo nos separamos de la parienta cuando nos cansamos de ella o del pariente cuando empieza a quedarse calvo ¿cómo puede parecer  extraño  que la fidelidad se encuentre en la actualidad en horas bajas?...

Un súbdito traiciona a su rey publicando la grabación de conversaciones privadas del monarca que no debieron hacerse y menos aún  pasar a las manos espurias de tal servidor de la corona... un alto funcionario abandona olímpicamente el cumplimiento de sus obligaciones por desidia o intereses inconfesables... un compañero en la lid parlamentaria se olvida de la palabra dada y traiciona a quienes pactaron con él...

Este es el panorama que ofrece para la ojos limpios de los que tienen por costumbre respetar sus compromisos un pendrive, cuyo contenido ha sido aireado por alguna televisión, que reproduce una conversación privada de don Juan Carlos, el rey emérito, al parecer grabada por el antiguo CESID, centro superior de información de la defensa... la afirmación de Fernández Ordoñez, antiguo gobernador del Banco de España, diciendo que desconocía los correos del inspector del organismo, críticos con Bankia, cuya salida a Bolsa desaconsejaba por completo y el rechazo por el  Congreso de los Diputados del Decreto sobre la estiba de los muelles impuesto por la Comunidad Económica Europea a causa de la abstención de Ciudadanos. 

(Escribo bien: Ciudadanos, el partido que encabeza Albert Ribera, ese muchachito al que le falta un hervor – Herrera dixit – o, por lo menos, dos)

Todo esto causa estupor a los espíritus sencillos y sangrías inesperadas a los maltrechos bolsillos de los contribuyentes.

Antonio Laviña, el histórico locutor de guías comerciales de Radio Sevilla, anunciaba “Mármol cemento, parquét cemento... Fábrica Carlos González, Marqués de Paradas 25”.

La fábrica ya no está. El mármol cemento debe encontrarse hoy en el rostro de estos paisanos.

lunes, 13 de marzo de 2017

TUITS



Bueno, pues como todavía no me he decidido a ser usuario de Twitter resulta que me he perdido las protestas contra el protocolo anticontaminación en Madrid... las genialidades del pesadísimo de Sánchez que la ha liado con sus consejos a  mister Trump... el escrache contra los periodistas a cargo de Podemos... los tuits del día sobre la trascendental discusión en torno a los penes y las vulvas... las palabritas cariñosas de Iglesias al que fuera su número dos...y la respuesta de éste a su antiguo camarada jefe... la cordial bienvenida de don Patxi a doña Susana ... y la que ha formado Tamara Falcó arremetiendo contra el repetido Iglesias a cuenta de la propuesta que ha formulado el de la coleta para que televisión no emita la Misa los domingos.

Bien por Tamara Falcó. Los programadores expertos que tenía la tele nacional se fueron a las privadas, pero no creo que haga falta insistir mucho para que los actuales responsables del Ente público se nieguen a caer en  la insensata y mendaz petición del político podemita.

El director de una sucursal bancaria que estaba en la Avenida, con anterioridad a que le llegara su edad de jubilación tuvo que enfrentarse a las reformas de la informática ante las que se mostraba reacio con un sencillo argumento.

--Yo ya no estoy en edad de aprender, sino de olvidar.


Lo mismo digo. Y añado que, visto el panorama que perfilan las líneas apretadas de los tan traídos y llevados tuits que acabo de resumir más arriba, cuanto antes olvide, mejor.

viernes, 10 de marzo de 2017

EL OVNI DE BERTIN


Estuvo en el programa de Bertin Iker Jiménez que es  ese muchacho que algunas noches y en la misma cadena, Tele Cinco, habla de otros mundos y circunstancias exotéricas de éste a buen seguro con propósito divulgador aunque yo creo que esconde el avieso deseo de quitarnos el sueño.
Asustó al presentador y me inquietó no poco porque enseñó unas notas que él había tomado siendo niño del avistamiento de un Ovni en el cielo de Aznalcollar y me removió los recuerdos porque yo lo vi también.
Fue en el verano de 1974. Acababa de inaugurar mi estancia vacacional en la casita aljarafeña que andando el tiempo convertí en mi maison secondaire cuando Germán Sorzano que había hecho lo mismo en el chalet que acababan de construirle dos parcelas más arriba, me llamó a gritos una noche invitándome a asomarme a la terraza.
-        Mira al cielo y dime si estás viendo lo mismo que yo.
Debí tartamudear cuando recuperé el habla. Y mi respuesta fue afirmativa. Encima de la urbanización permanecía colgado como un globo metálico que no hacía ruido pero despedía plateados destellos. Ascendió de pronto y se desplazó a un lado. Luego bajó. Volvió a subir y emprendió un viaje que lo borró de nuestra vista.
Los periódicos publicaron después que había asustado a un automovilista que rodaba entre Aznalcollar y el Castillo de las Guardas. No fue por tanto una alucinación mía ni de mi vecino. Recientemente leí que este avistamiento fue conocido por el Ministerio de Defensa que acababa de desclasificarlo.
Yo trabajaba entonces en Radio Nacional y le hice relación minuciosa del suceso a mi compañero Alfonso Contreras que, tras oírla con fruición, la incluyó en su programa “No estamos solos”, precursor de la serie de Iker Jiménez y hasta de las de Jiménez del Oso que también se dedicó a estas cuestiones inquietantes.



martes, 7 de marzo de 2017

PALABRAS TRIANERAS CONTRA LENGUARACES PELIGROSOS


Los de Unidos Podemos quieren que televisión no de la Misa los domingos. Me han mandado un mensaje a mi móvil pidiendo mi firma para una carta al jefe de programas solicitando que no atienda esa petición.  La he añadido. Por supuesto. Y lo digo aquí por si alguien se anima y la manda también

Esa solicitud como otras de los podemitas no me extraña lo más mínimo. Me recuerdan siempre a Don Camilo, el personaje de Giovanni Guareschi y a Peppone con ideas  parecidas. Pero no hay que tomárselas a broma. Están llamadas a crear un ambiente de leche corrompida que parecía impensable antes de que esa lumbrera bilingüe que se apellida Zapatero entrase en la historia de nuestra época y, para más inri, fuese el precursor de Pedro Sánchez.

Como siempre los caricaturistas interpretan con dos monos un futuro inquietante: El tal Sánchez corriendo para echarse en los brazos abiertos del de la coleta.

Esperemos que nuestra Susana consiga impedirlo. Cosas más grandes hicieron los de la calle Castilla que fueron capaces hasta de ser los primeros en cruzar el puente de barcas para que su nazareno de la cruz de carey llegase a la Catedral.


Y con toda esa historia de grandeza a sus espaldas, va un cateto de Despeñaperros arriba, de esos que te saludan dándote los “buenor” días y se mete con su forma de hablar. Los hay incultos.

viernes, 3 de marzo de 2017

BALAS


Están silbando las balas a mí alrededor. Ayer trajeron a la parroquia de San Vicente donde se celebró un funeral, las cenizas de mi amigo de la infancia Manolo Ortiz. El otro día Paco Calle, un publicitario muy afecto al ABC, recordaba a nuestro común compañero en no pocas tareas informativas Paco Gallardo, fallecido también. Hoy se celebra en la Capilla del Museo la Misa Córpore Insepulto de mi inseparable Manolo Toro...

¡Cuerpo a tierra! Los proyectiles rasgan el aire en torno a mi cabeza. Necesito recordar la frase jerezana: el que viene de un entierro y no se toma una copa de vino, el suyo viene de camino. Y, más que eso, la presencia de un muchachillo, becario en la tele donde yo trabajaba, que me confesó un día que le acotaba en el periódico a su abuelo las mortuorias de los que habían llegado a las noventa primaveras. Para subirle el ánimo.

Pulvis eris et in pulvis reverteris, decía el sacerdote antiguamente cuando nos imponía la ceniza en la frente, el primer miércoles de Cuaresma. Polvo eres y en polvo te convertirás. Y, “al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión gloriosa en el cielo”, se lee hoy en las Misas de difuntos.

Mis tres entrañables amigos eran creyentes. Y ejemplares. De Ortiz ya hablé en un blog pasado. A Paco Gallardo lo tendré siempre presente como eficacísimo hombre de marketing, capaz de convencerme en sus aventuras profesionales hasta para colaborar con él en la fundación de la Commanderie del Guadalquivir que ofreció al viejo francés Monsieur Ricard para promoción en Andalucia de su anisete.

De Manolo Toro tengo recuerdos como para escribir y no parar. Abogado en ejercicio, lo recuerdo recién terminada la carrera cantando con voz privilegiada la Sabatina a la Virgen en la capilla de la Congregación de los Luises. Fue  locutor de “Saeta” y Pregonero en un Pregón Innovador que yo transmití para Radio Nacional.


Creo que mi hijo viene a recogerme. Me voy a la Capilla del Museo.

domingo, 26 de febrero de 2017

TREINTA Y SIETE AÑOS ATRÁS ...


Treinta y siete que es más de un cuarto de siglo. En el curso  (un rápido ayer alucinante) de esos veloces días, han pasado tantas cosas que lo trascendente se diluye en la bruma de los recuerdos y hay que hacer acopio de reflexión y buscar la ayuda de los datos escritos para recomponer la escena.

Treinta y siete años atrás los andaluces sacamos con esfuerzo y lucha codo a codo la pertenencia al club de los privilegiados por la Autonomía desde el artículo 151 de la Constitución.

En Madrid nos querían imponer el de segunda clase. El 143.

Salió la gente a la calle en demanda de lo que entendía que  eran sus derechos inalienables y, mientras se manifestaba multitudinariamente, la voz andaluzamente teatral de Lauren Postigo aconsejaba desde el aire de los helicópteros “andaluz, este no es tu referéndum”.

Pero sí lo fue y se ganó ese día como había pedido otra voz, la del excelente actor de cine y doblaje Idilio Cardoso con las sinceras inflexiones del auténtico habla de la tierra que parecían resumir desde los esfuerzos de la Junta Preautonómica hasta los testimonios de la huelga de hambre de su presidente Rafael Escuredo y la dimisión de Manuel Clavero de su puesto como Ministro de las Regiones.

Recordé todo esto en el programa Los Reporteros en el que Canal Sur nos invitó a unos cuantos periodistas de aquel tiempo. Nos guste o no, hemos de reconocer que somos los históricos e integramos el grupo cada vez más reducido de los profesionales de la información que intervinimos entonces. Los de ahora, los nuevos, que en los medios que he cultivado, la radio y la televisión, se esmeran en hacer su trabajo cada vez mejor, y todos, afortunadamente para ellos, están aún lejos de la cincuentena, han de acudir a los libros y las hemerotecas para saber cómo fue aquello.


Nosotros lo vivimos en directo y, aunque sea entre pastillas, bastones y radiografías, lo podemos contar. Laus Deo.

martes, 21 de febrero de 2017

EL PALERMASSO, CIEN MIL SEGUIDORES

.
Ignoro si lo escribo bien. Las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación han llegado vestidas con un ropaje que todavía no he llegado a dominar. Ya me dijeron que no debía decir “publicado” sino “colgado” cuando escribo algo y lo meto en mi blog. Que no es un periódico sino una “bitácora”. Y ahora para designar a los que han entrado en youtube a ver esta serie de parodias no se me ocurre mejor sustantivo que el que he subido al titular.

Quiero decir que esa cifra astronómica es la que computa el sistema que mide la repercusión de un producto en esa red de comunicación.

El Palermasso es una idea de mi hijo el actor. Antonio redacta el guion, diseña la escaleta de rodaje, actúa como productor, interpreta el papel principal de la serie y, además, la dirige.

El otro día bajó de Madrid donde acaba de ultimar su intervención en la nueva serie de la Uno de TVE y produjo la primera tacada de capítulos del segundo año de esta aportación innovadora en el humor cofrade que, desde el curso pasado, está siendo muy 
favorablemente acogida.

Cuando los componentes de las primeras promociones de publicitarios empezaron a analizar la rentabilidad de los anuncios dividiendo su coste entre las tiradas de los periódicos o las audiencias de la radio se tropezaron con el problema de las medidas. El número de ejemplares que salían de las rotativas aportó el primer dato. Pero no fue tan fácil calcular los oyentes de una emisora.

Aparecieron los estudios de audiencia. Y entraron en liza los primeros conceptos definidos con palabras extrañas: audímetro... share... Siempre, sin embargo, quedó en el aire la respuesta a la evaluación cualificada. Es difícil saber si los periódicos que se tiran se venden y si cada comprador lee lo escrito. Mucho más complicado si se desea conocer a ciencia cierta el número de receptores de un determinado anuncio. Y esto alcanza cotas altas de ignorancia en los análisis de la radio.

Youtube resuelve estas incógnitas con el periscopio de la informática: Los que se bajan (¿se dice así?) el programa son los que quieren verlo y lo ven. Nada más claro ni más sencillo.


Supongo que ya habrá agencias de publicidad ofreciéndolo a sus clientes. Lo ignoro. Tengo que preguntárselo a Antonio.