lunes, 23 de octubre de 2017

NO CON MIS IMPUESTOS




Es para ponerse de mala leche. Resulta que los medios públicos audiovisuales en Cataluña, Cataluña radio y la TV3,  han dispuesto en este año de un presupuesto de algo más de 236 millones de euros.

Y si esa cantidad, como dicen, la pagamos con el dinero que transfiere el Estado Español a la comunidad autónoma catalana una parte sale de mis impuestos, de esa carga impositiva que sufrimos los odiados españoles para que ellos nos pongan verde y alienten el separatismo desde cámaras y micrófonos.

Ahora me explico la contumacia estúpida de Puigdemond, Junqueras y demás miembros del grupo rector de la secesión catalana. Con esa sumisión borreguil hispana de callar y dar de cara han debido pensar que somos imbéciles.

Poco, a mi juicio, se han ensalzado las firmes palabras del monarca en Oviedo para lo que merecen y justo, justísimo, ha sido el palmetazo de Rajoy sobre la mesa.


Es inevitable hablar de esto. Lo españoles necesitamos un baño de patriotismo. Creo que era Beito Rubido el que lo decía. Pero también de seriedad y firmeza. Al pan, pan y al vino, vino. Y las cuentas, claras. En los países democráticos más avanzados, a la crisis de las ideologías la ha seguido la religión del dinero. Sobre todo cuando es el escaso dinero de la pensión de uno después de toda una vida de trabajo y hay que evitar su sangría por la herida forzosa de la agencia tributaria. 

jueves, 12 de octubre de 2017

UNA CAMPAÑA GENIAL DE PUBLICIDAD Y MARKETING


Andaba yo calibrando sobre lo de Cataluña con profunda meditación y no disimulada zozobra cuando vino a sonreírme el pajarito de la buena nueva, como ese que viene todos los días, al filo de la mañana para que yo le invite a una migaja de pan.

¿Quién ha organizado todo este lío?, me preguntaba ayuno de explicación razonable y motivación precisa. ¿Qué finalidad tiene todo esto?...

Y el pajarito me lo dijo. Tal vez porque acababa de picotear un suculento residuo de tostada del desayuno sazonado con azúcar y aceite.

Esto es una campaña de imagen, marketing y publics relations y la han encargado Rajoy y Su Majestad.

El presidente y el rey andaban un poco preocupados porque les parecía que los españoles cada día parecíamos más alejados de los sentimientos de amor a la Patria, del afecto a la bandera y de sometimiento a la Constitución que habían redactado entre todos.


Y llamaron en su ayuda a un gurú de la sicología publicitaria y de las campañas de imagen llamado Puigdemont cuya agencia había conseguido ya notables éxitos de planificación de medios, diseño gráfico y Social Media MK.

 

Inmediatamente el genio se puso manos a la obra contando con la ayuda de un copywriter apellidado Junqueras y de un jefe de cuentas conocido como  Romeva, famoso por sus incansables viajes a Cancillerías extranjeras en aviones low cost con absolutos éxitos de venta.

 

Y el resultado no se ha hecho esperar. Los españoles hemos vuelto a ser conscientes de nuestra identidad como pueblo histórico e invencible... hemos lucido nuestra rojigualda bandera común por doquier... nos hemos manifestado con gritos patrióticos...

 

Otro éxito indudable que el gurú Puigdemont  puede anotarse en su agenda.


Le ha dicho a la CNN que quiere entrevistarse con Rajoy en Madrid. Será para pasarle la factura. El Ministro Montoro está temiendo que le pida la supresión del IVA.

sábado, 7 de octubre de 2017

GANAS DE QUE PASE TODO


Llevamos muchos años de paz, de concordia, de bienestar. No estamos acostumbrados a estos sustos. Cuando la preocupación se palpa y empieza a invadirlo todo empezamos a sentirnos ahogados y taciturnos. Ansiando que el ciclo de zozobra termine pronto.

Ahora parece que se puede acabar el túnel ominoso. Empiezan a producirse síntomas que así lo anuncian. Aunque con tibieza y titubeos. Descartamos que pueda atribuirse también a nuestra propia ansiedad de superar las negruras.

Nada se desea más sino que Rajoy consolide su triunfo hijo de la paciencia, la firmeza y la lealtad. El niñato que rige los destinos o desatinos del PSOE seguirá diciendo NO, ayuno totalmente del sentido de Estado que debió haber heredado de alguno de sus predecesores y, si acaso, reunirá a las estructuras responsables de su aparato no se sabe si para reconsiderar su postura a la luz de  la sensatez de la carta de los notables de su partido o para ganar tiempo.

Pavorosa la portada de ABC con las armas que había solicitado recibir la Generalitat. Hace tiempo supe que había reclamado el pedido y el Gobierno le había contestado que el expediente se había atascado en la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

Magnífico el papel jugado por la prensa responsable denunciando falsedades y aportando testimonios gráficos de manipulaciones y acusaciones engañosas y oportuna la viñeta humorística del policía que carga con un compañero herido en la espalda pidiendo ayuda para remediar esa puñalada “trapera”.


Menos mal que ayer empezó en la antigua Diputación “Territorio toro” y que la Virgen de la Salud de San Gonzalo va estar nueve horas en su paso de palio por las calles de la ciudad.

lunes, 2 de octubre de 2017

MENOS MAL QUE NO HUBO UN MUERTO


Esto no acabó ayer. Esto se hincha. El problema catalán, éste problema catalán, suma de los anteriores, empieza ahora.

Permitir que la cuestión catalana haya ido agravándose con el paso del tiempo hasta la situación que acaba de vivirse en la que los jueces hayan tenido que enfrentarse como cuadrilla de subalternos heroicos al toro avisado y peligroso que han sido incapaces de lidiar los espadas anunciados en el cartel, tiene bemoles.

El resultado magnificado por los reportajes televisivos con cargas policiales y numerosos afectados, contusionados o heridos, no lo hubiéramos querido ver nunca. Menos mal que no hubo un muerto.

Hoy España es triste protagonista de la prensa internacional. Y en la nacional destacan las palabras de Albert Rivera que acusa al Gobierno de candidez por haber confiado en los Mossos.

Pero ¿qué cabría hacer si no? El intento de golpe de estado secesionista urdido por la Generalitat era previsible que terminase así. Ellos son los únicos culpables.

¿Y ahora qué?... Ni ellos mismos lo saben.


El andaluz que tuvo que emigrar a Cataluña en busca de empleo porque le cerraron la fábrica donde trabajaba para ayudar a los catalanes teme  que en días próximos vuelva a leer la noticia de la remesa de fondos extraordinarios a aquella Comunidad.

viernes, 29 de septiembre de 2017

BANDERITA PARA EL FIN DE LA TEMPORADA


Dos veces más me han mandado al móvil el famoso pasodoble Banderita que le valió a su compositor el maestro Alonso condecoraciones y aplausos. Todas con su letra entrañable y bella que honra la enseña nacional, roja y gualda. “Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda. Llevas sangre, llevas oro, en el fondo de tu alma”...

Es una manera de significarse en contra del desafío soberanista catalán  que vaya usted a saber cómo termina y el dinero que nos cuesta a todos los españoles. Se acaban en los comercios las telas amarillas y rojas para confeccionar banderas constitucionales y se multiplican estos mensajes sonoros.

Todo parece estar contagiado de este fervor patrio. Hasta la fiesta de los toros en la Maestranza que terminó su ciclo anual con la sangre del toricantano Rafa Serna y el  oro de los espléndidos naturales de Talavante. Es lo que queda para el recuerdo porque no se despacha más. La floritura de los clarines lo anunció sin palabras y los entendidos que se daban cita en los graderíos lo entendieron de inmediato. Hasta el Domingo de Resurrección se dijeron unos a otros con las miradas tristes.

Queda la tele. El abono de otoño en las Ventas y la feria del Pilar en Zaragoza. Aunque alguna que otra cadena no ceja en su empeño de denostar la Fiesta Brava.

La Sexta dedicó sus esfuerzos el otro día a pasear a una estudiante de veterinaria por festejos taurinos populares y ganaderías de prestigio y a conceder protagonismo a sus ideas preconcebidas sobre el maltrato animal que suponen las corridas.


Yo me puse a pensar mientras hablaba en la crueldad que significa meter a los caracoles vivos en agua hirviendo y azuzar el fuego hasta que mueren, pero no tuve ocasión de recordárselo. Además Victorino hijo que la recibió en su ganadería contrarrestó sus críticas con tan atinados argumentos que mi culinaria reflexión no hubiera hecho falta alguna.

domingo, 24 de septiembre de 2017

FANDANGUILLOS CONTRA ESCRACHES


Cesar Antonio Molina ha dicho en una larga entrevista que nadie nos ha enseñado a amar a España. Mala cosa he hecho antes de irme a la cama. Leerme el trabajo periodístico de cabo a rabo. Ahora no podré dormir. Las noticias tristes y desagradables no deben recibirse en los momentos previos a darse al reposo. La posibilidad  de enhebrar las horas sumido en una interminable desvela es inmediata.

No me explico cómo un político tan torpe pudo haber escogido a un pensador a mi modo de ver tan lúcido. Porque al señor Molina lo sentó en el equipo de gobierno el criticado Zapatero. Y tampoco llego a comprender como en sus tiempos con la cartera de Cultura en sus manos no se esmeró en corregir esta situación a la que ahora se refiere. O sí lo hizo y comprendió que era tarde.

Pero es verdad. Mucho más han hecho los que han levantado críticas contra la patria común que los que se han esforzado en destacar sus virtudes.

¿Por qué se cedió la educación? ¿Por qué la democracia no ha logrado explicar la historia de España? Hay una tergiversación de los hechos históricos para valorarlos de manera distinta.

Eso ha dicho el exministro al que el ínclito Zapatero quitó de en medio de la noche a la mañana sin darle muchas explicaciones.

La consecuencia la estamos viendo estos días en los que hay muchos que quieren terminar con el periodo más largo y fructífero de nuestra historia reciente saltándose a la torera todas las normas de convivencia.

Convivencia. Eso demostró el otro día el guardia civil que a los incivilizados secesionistas que le habían montado un escrache a las puertas de su casa en Barcelona donde le habían alojado, salió al balcón y les cantó un fandanguillo.


Cataluña y Andalucía. Qué pena que haya quien no deje a las dos comunidades convivir en paz.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

APERTURA DE CURSO


Empieza el curso y no puedo ir con mis nietos a comprar los libros a la calle Sierpes porque las librerías dedicadas a ello que había en esta popularísima vía, arteria central de la vida cultural de la ciudad, han cerrado.

De no haber sido así los habría llevado a mirar los escaparates de Eulogio de las Heras, amplísimo establecimiento que abría sus puertas en lo que es hoy una tienda de óptica, frente a una de las cafeterías que aún quedan de la Cadena Catunambú.

Don Eulogio era maestro de escuela, de los docentes de aquellos tiempos que poseían una profunda formación humanista y había aparcado el ejercicio de su carrera para regentar estas instalaciones de su propiedad cuya dirección compartía con un ilustre macareno, Antonio Pérez Portero.

Ambos poseían abundantísimas relaciones tanto con el gremio de los enseñantes como con la clerecía y el mundo de las hermandades, aunque en este aspecto eran superados por Rafael Rodriguez que, en la calle paralela, es decir en Tetuán y dando frente al Teatro San Fernando, disponía de un local parecido  aunque muchísimo más pequeño, la Librería religiosa que llevaba su nombre y en la que se daban cita ilustres cofrades formando una tertulia que competía con la que funcionaba en las oficinas de González Serna, la empresa de mudanzas que estaba en la misma acera.

Otro mundo. En Eulogio de las Heras departían lo más granado de los formadores escolares, con sacerdotes distinguidos en la archidiócesis y escritores y divulgadores de libros científicos y recreativos.

En la librería de Rafael Rodríguez, que era del Silencio, se nombraban pregoneros y se ponían y se quitaban bandas de música.

Con don Eulogio se encargaban de mantener este peculiar ambiente Jiménez, siempre embutido en un pulcro baby y Aparicio que era del Buen Fin y se ocupaba de tareas menos relacionadas con el público comprador.


Uno de ellos me sugirió un día que comprase la Enciclopedia Autodidáctica de Dalmau Carlés. A disposición de mis nietos la conservo como una joya.

jueves, 7 de septiembre de 2017

EL ESPEJO DEL ALMA


Como en la vida todo llega y todo pasa como reflexionó don Antonio Machado y recogió Serrat  (todo llega y todo pasa porque lo nuestro es pasar...caminante no hay camino; se hace camino al andar) pues resulta que el lío catalán pasará también y en el recuerdo se quedarán las caras o los caras de sus protagonistas.

Y qué caras, madre mía. La cara es el espejo del alma y  podría seguir por aquí ya que estoy recordando frases hechas, pero no me apetece. Lo que deseo es resaltar el hecho que no los hay más feos, ni más deformes, ni más estropeados y sin posible arreglo estético.

A propósito ningún dibujante avieso los retrataría peor. Ni aunque Rajoy hubiese llamado en su ayuda a esa lumbrera política que empezó a cargarse al PSOE antes de que llegara Sánchez y todos sabemos quien es sin que precise dar el nombre y lo hubiese puesto a dibujar obtendría mejor resultado.

Del honorable ya dijo Antonio Burgos que parecía el tocho de una fregona... del vicehonorable... anticipó mi abuela Juana María la Cuyá que era rociera y de Villamanrique de la Condesa (de París, por supuesto) que tenía un ojo cagao... del que va por el extranjero de conceller de Asuntos Exteriores sin que lo reciban en ninguna cancillería, que parece una bola de billar... y no sigo que estoy de todo esto tan "jarto" como la mayoría de los españoles.

El otro día se murió en Madrid Juan Ernesto Pfluger. Decían que en lo físico se parecía a mí. O que yo me parecía a él. Valía muchísimo más que yo. Y él mismo aceptaba el parecido fisionómico y me llamaba hermanito.

Fue el primer director seglar que tuvo en la emisora de Sevilla la Cadena Cope, cuando aún estaba lejos de que sus emisoras perdieran su personalidad y se convirtieran en postes radiantes repetidores de los programas centralistas que hacen los Herrera, Expósito, Colmenarejo y demás estrellas actuales del universo de las ondas.

Juan Ernesto trabó los mimbres comerciales y laborales de aquella emisorita de universitarios estudiosos de la telegrafía sin hilos que comandados en lo técnico por Estanislao Castelló, se instaló en el Círculo de Los Luises en la calle Trajano y se denominó Radio Vida hasta que dejó de dirigirla el recordado Padre Linares de la Compañía de Jesús.

Se licenció en Derecho y abrió en Madrid un bufete de abogados especializado en Derecho de la Información

Se casó con Pipa Samper, otra histórica de la radiodifusión y tuvieron cuatro hijos varones.

Seguro que si pronuncias su nombre en la Facultad de Ciencias de la Comunicación saben quién es.


(Perdona, hermanito. Es broma. Desde arriba sabrás disculparme. Tu padre era alemán, pero tu madre sevillana y hermana del Calvario. Como tú. Un abrazo. Pide por mí)

viernes, 1 de septiembre de 2017

Y LA CIA LO SABIA

.
Recupero el recado de escribir que ya no es papel y pluma sino ordenador personal y, tras haber picado, después de las vacaciones, en el reloj de la autodisciplina, me asomo a la actualidad y entre noticias desconsoladoras me encuentro con ésta.

No es de última hora, pero sirve de aviso para que se tapen las vergüenzas muchos responsables del servicio a la ciudadanía que andaban presumiendo de eficacia cuando más valía que se refugiasen en sus casas y se tapasen la cabeza.

Ni el superpolicía Trapero es tan superpolicia, ni la alcaldesa Colau es tan alcaldesa. Y los dos han tenido ante sus narices un superdelito fraguado durante meses que no han sabido ver.

Ahora ¿a quién le pide responsabilidades la parlamentaria Cantera que tan dada es a exigirlas como hacía cuando antes de convertirse en su señoría ostentaba las estrellas del mando militar?

Si de Barcelona me voy al Congreso sigue mi desconsuelo por no decir mi alarma ante la escasa talla política que han demostrado en su extemporánea  comparecencia de Rajoy los líderes de la oposición.

Se agiganta la figura del presidente del Gobierno a quien nuestra Susana, con un radical cambio de look como aparecía el otro día en la primera de ABC, ha pedido más dinero. 

Será para compensar el que debe dejar de percibir por el injusto e impopular Impuesto de Sucesiones.


Pero me quedo con lo de la CIA. Y me hago una pregunta ¿Qué más sabe la CIA de nosotros? ¿Conoce cómo va a terminar el desafío soberanista catalán?

sábado, 1 de julio de 2017

PASO A STAND BY


No hay que perder las buenas costumbres y si, cada año, al llegar Julio, este viejo gacetillero guardó los trastos y se fue de vacaciones, en esta ocasión proyecta hacer lo mismo.

Dos temas sugerentes baraja para la despedida, el homenaje al recién desaparecido Maestro Pedro Morales y el triunfo de la candidatura continuista en la Hermandad de la Soledad de San Lorenzo, la de los niños del Sábado Santo.

Don Pedro parecía que iba a durar toda la vida. Y ojalá que hubiera sido así, si hubiese conservado sus arrestos y esa perenne actitud de servicio a los demás que caracterizó su existencia.

Nunca negó su ayuda a los que empezaban y más de una partitura de algún compositor novel se hizo sonido musical audible merced a su colaboración y su experiencia.

Yo fui detrás de él, como antes había ido detrás de Gámez la Serna, muchas Madrugadas. No como músico de la marcial e irrepetible banda Soria Nueve, sino como celador del primer tramo de la Hermandad del Calvario. Iba el paso de la Macarena. Detrás la banda. Y a continuación yo, pegadito a la cruz arbórea de mi cofradía.

Cuando los músicos iban dirigidos por Gámez, a lo largo de toda la calle Sierpes se repetía “Pasa la Virgen Macarena” una vez y otra, pero omitiendo el suave fragmento final. Supuse que era un deseo del nazareno diputado de banda. Cuando la formación musical cástrense la heredó Morales, se alternaba con la hermosa partitura “Esperanza Macarena” que éste le compuso sintiéndose inspirado en la misma calle.

La Soledad no lleva música, pero ha dejado de ser esa virgencita triste y sola a la que dedicara el final de su pregón Romero Murube.

Se celebraron elecciones y ha ganado la candidatura que encabezaba el teniente de hermano mayor de José Ramón Pineda Llorca, artífice, siguiendo los pasos de su padre, Ramón Pineda Carmona del resurgimiento de la Hermandad.

De nada han servido a la candidatura perdedora los esfuerzos desplegados en una campaña previa a las votaciones más propia de enfrentamientos políticos que religiosos.
El batallón de chiquillos nazarenos que ha convertido este severo cortejo en un desafío para paveros puede seguir disponiendo de los mismos acertados cauces que la Junta renovada creó para su formación.

Con esto, cierro y plego. No puedo eludir la invasión terminológica y me pongo en stand by.



miércoles, 28 de junio de 2017

PARA QUE VEAS


Pues, no. No he abandonado el blog los últimos días por pereza, sino por avatares de un DNI anticuado. He estado en el dique seco o en el taller de reparaciones que también es metáfora adecuada a la marginación forzosa por arrechuchos inesperados. De pronto me quedé sin vista en el ojo derecho. Como Padilla. Pero sin la gloria épica de una cogida en el ruedo.

La cornada me la dio al parecer la consecuencia de una ingesta incorrecta o excesiva de medicamentos para la disminución de la presión arterial y la fluidez de la sangre, necesarios como protectores tras la implantación de stents que me originaron una hemorragia intraocular y ésta a su vez, el desprendimiento de la retina.

No hace mucho, esto era un accidente grave que precisaba una cirugía urgente seguida de un postoperatorio cruel. El paciente debía permanecer acostado boca arriba durante meses. Una consuegra mía estuvo así durante más de noventa jornadas interminables.

Hoy, se resuelve en poco más de una semana y el afectado puede sustituir ese tormento de Tántalo mirándose siempre los cordones de los zapatos y durmiendo boca abajo.

Eso es lo que he tenido que hacer  y hoy me han dado el alta.

Tengo, pues, un deber de agradecimiento a los fenomenales especialistas de oftalmología del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe que particularizo en la doctora Purificación Piñas que me operó con su pericia y profesionalidad ejemplares.

Iba a escribir sobre otros temas que parecen de más actualidad como el de los incendios del que, con sonrisa forzada, nadie puede decir que no sea una cuestión candente... y de la necesaria reforestación de lo quemado... y de la exigencia a políticos y autoridades en ejercicio del cumplimiento de sus promesas para que no se recalifique ni un palmo de lo perdido...


De todo eso podría escribir y tal vez lo haga mañana o pasado. Hoy me ha parecido un inexcusable deber de reconocimiento y cortesía resaltar la conducta, la preparación y la eficacia de este servicio de nuestra sanidad pública. Para que veas.

jueves, 15 de junio de 2017

PREMIOS

.. 
Sabido es que en estos días se proclaman los premios del ciclo ferial de la madrileña plaza de toros de las Ventas. A los toros, a los ganaderos, a la mejor faena y la mejor estocada etc. etc.

Faltan algunos.  Recordando lo recogido y mostrado por las cámaras de Canal Plus toros podría haberse completado la relación anterior con los siguientes:

Premio Yo fresquito, concedido al operador de la mencionada cadena televisiva que hizo siempre su trabajo acomodado en el asiento de un truck con las piernas al aire (y sin depilar) lo que parece un desprecio a quienes acuden a la plaza vestidos y sobre todo a los toreros que, además lucen pesadas galas.

Premio Entrada de válvula a quien acudió a presenciar los festejos tarde tras tarde sin faltar una desde el privilegiado lugar de un burladero de callejón que mostraba bien a las claras el letrero de la entidad que financiaba el regalo, la Comunidad autónoma de Madrid. Identificable el hombre, con su bigotito bien cuidado, sus gafas de sol y su sombrero de color crema.

Premio Carrito de los helaos al empleado de la plaza siempre vestido de blanco.

Premio Circo Americano al que aparece en el ruedo provisto de la pizarra que anuncia la salida de un sobrero, embutido en un smoking coloreado como si estuviera bajo una carpa circense.

Premio Notoriedad al torilero con esa partitura de gestos destinados al público, los actuantes y los sufridos telespectadores conducentes a reafirmar su infantil protagonismo.

Premio a... ¿para qué seguir?


En serio: falta uno. Al mejor comentarista. Al más ponderado. Al más sabio. Al mejor compañero de los actuantes. Habría que dárselo a Emilio Muñoz.

martes, 6 de junio de 2017

PAUTA ROCIERA

.
La pauta será que, si su automóvil se queda atrancado en las arenas, bajo la caricia ardiente de un sol abrasador, surgirá a su alrededor una legión de voluntarios que le invitarán a descender, le conducirán a un reducto de sombra acogedora, le invitarán a cerveza fresquita y sacarán a su vehículo de la trampa esponjosa poniéndole nuevamente en situación de circular.

Usted sabrá entonces que está en el Rocío. Un milagro de generosa convivencia que se repite anualmente y que congrega una multitud cada vez más difícil de calcular.

Nadie sabe lo que es esta romería si no ha estado en ella alguna vez. Ya es historia, un año más. Han vuelto a llorar los pinos del Coto despidiendo a las carretas y el tiempo no se ha detenido atendiendo la súplica del padre Quevedo.

Los almonteños han protagonizado otra vez el rapto de su altar de la mocita más bella del universo y su organización, la Hermandad Matriz, ha dado nuevamente pruebas de eficacia en la dirección de tan magno acontecimiento.

Es tal vez la hora de la reflexión y a mí que no me duelen prendas escribir lo que antecede en cuanto tiene de lisonja, tampoco me va a temblar el pulso para decir que viendo en la magnífica transmisión que hizo Canal Sur de la Misa de Pentecostés a tantos peregrinos encabezados por las autoridades civiles y militares invitadas tostarse ante el sol inclemente durante las dos horas y media largas que duró la ceremonia, supone que esta celebración litúrgica será situada en el futuro en otro lugar en sombras y, por supuesto, reducida a una duración razonable.

Ítem más: con el presidente de la Matriz vestido elegantemente de flamenco, o sea y para entendernos, de corto, como solía presentarse aquel almonteño inolvidable cuando ocupaba el puesto que fue Ángel Díaz de la Serna.

Detallitos para que todo resulte irreprochable porque, como escribiera Gabriel Hurtado para los Amigos de Gines,


“Al que no crea en el Cielo – yo le digo convencío – que cualquier cosa es posible – con la Virgen del Rocío”

jueves, 1 de junio de 2017

ROCIO, VEINTE AÑOS DE LA PRIMERA ENTRADA EN TV


A las dos y treinta y cinco fueron los almonteños por la Virgen aquel 1997 en que, el lunes 19 de mayo,  se transmitió a través de un conjunto de televisiones locales y por vez primera su entrada en el Santuario.
Tempranísimo. Y, por el contrario, la entrada fue muy tarde. Casi a las cuatro. Exactamente a las quince cuarenta y seis.
Miguel Ángel de la Cueva, el inquieto e intrépido profesional de la comunicación audiovisual, fallecido en plena juventud, como consecuencia de un desafortunado accidente deportivo, que dirigía entonces Giralda televisión, estaba desesperado. Se habían agotado ya los plazos convenidos para el  arriendo del satélite, a través del que se llevaba a cabo la transmisión y, mientras la Virgen recorría las calles de la aldea, demorando su avance en un ambiente de emoción y fervor, el tiempo transcurría de prisa y el contrato con la compañía telefónica para seguir utilizando el enlace se iba aplazando de media hora en media hora, sin conocer previsiblemente su término, incrementando el importe de la factura cada vez más preocupante.
Al final, la Blanca Paloma traspuso la puerta de su Catedral Marismeña  y, una vez que fue  depositada a las plantas de su  altar, desnudo de ornamentos, permitió que iniciásemos una larga despedida porque, con Giralda, emitieron en directo el programa quince emisoras de televisión local, agrupadas en la Cadena Local Media que se hicieron eco del anual acontecimiento rociero.
En numerosas ocasiones he sido comentarista en directo y en diferido para la televisión nacional, la territorial y la local del paso de las hermandades rocieras por Villamanrique… del camino por la Raya…de la presentación ante la Junta de Gobierno de la Matriz el sábado por la mañana… del salto de la reja…de la salida de la Virgen…
Lo he hecho también para Radio Nacional y para Radio Voz…
Hay de todo ello dos trabajos míos que me dejaron profunda huella: La descripción como único periodista para la Uno de TVE de la visita de su Santidad el Papa Juan Pablo Segundo el 14 de junio de 1993 y esta primera entrada en su Santuario de la Reina de las Marismas. Encabezaba su Junta de Gobierno entonces Pedro Rodríguez Villa, secretario durante los ocho años anteriores en la Junta que presidía Angel Díaz de la Serna  y Juan Ignacio Reales, su actual presidente, ocupaba el puesto de fiscal.
---------- 


domingo, 28 de mayo de 2017

MADRUGADA, CULPABLES EQUIVOCADOS..


Me parecen muy meritorios los trabajos periodísticos que se están haciendo tras los sucesos de la última Madrugada. Y me devuelven a aquella del año dos mil en la que yo iba todavía de maniguetero en el paso de la Virgen de la Presentación de mi Hermandad del Calvario y viví la insólita e inesperada sorpresa aterradora de la noche alucinante.

Lo ocurrido dio para que corrieran auténticos ríos de tinta y perdóneseme la manida metáfora, desvaída en esta ciudad en que tantos cultivadores de la pluma convertida en ordenador las muestran recién paridas como fruto de su creatividad.

Apenas me desvestí la túnica, me dediqué a recoger lo más destacado de lo que se publicó en la prensa, la radio y la televisión de aquellos días, a lo que añadí los informes de las hermandades afectadas, algunos testimonios relevantes y los dictámenes oficiales.

Con todo publiqué “Madrugada de pánico” un libro que se agotó entonces y que fue seguido de tantas y tan destacables nuevas aportaciones que me llegaron sin petición previa que hube de incluir un capítulo adicional en mi siguiente obra.

No hubo más. Las autoridades judiciales dieron carpetazo al asunto por falta de presuntos acusados sobre los que hacer caer el peso de la ley.

Y así hemos seguido hasta hoy. Sabemos qué paso. Pero no conocemos los culpables.
Se aventuran soluciones aplicables en el futuro pero se equivocan los objetivos. La culpa no es de los protagonistas sino del público espectador.

Aunque repugne al análisis religioso del fenómeno cofrade, hay que considerar que las procesiones penitenciales constituyen un espectáculo que las hermandades regalan a la ciudad. Y de esta sucesión de representaciones escénicas el cartel que suscita una mayor afluencia pública es el de la Madrugada. Supongamos que los seis actos que la conforman se interpretan en el mismo escenario y que los espectadores que abarrotan el patio de butacas, a los  que se han regalado las entradas, no se saben comportar:.. Gritan, rompen los asientos, molestan al resto de los asistentes... ¿Qué es lo que hace el empresario?... ¿Identificarlos, denunciarlos y expulsarlos del local?... No. Pedir a los actores que modifiquen la representación.

Esto no se comprende. Esto es demencial. Pues el que quiera entender que entienda.

 



domingo, 21 de mayo de 2017

SESENTA AÑOS DEL PREGON DEL ROCIO DE RODRIGUEZ BUZON


Se cumplieron el pasado 19 de mayo. Corría 1957 y el acto tuvo lugar en el desaparecido teatro San Fernando de donde saliera en hombros de los cofrades sevillanos el ilustre poeta un año antes tras haber pronunciado el Pregón de la Semana Santa.

Si en aquella ocasión histórica su presentador fuera el Teniente de Alcalde Juan del Cid Calonge,en esta le cupo el honor al abogado José María Domenech Romero, hermano mayor de la Hermandad del Rocío de Sevilla, organizadora del acto, que, por ser su primer pregonero, lo nombró hermano de honor, imponiéndole después de sus palabras introductorias la medalla de la corporación.

Y si Juan del Cid Calonge había ponderado la dedicación de la poesía del orador a la Santísima Virgen en las diversas manifestaciones que representan las imágenes cofrades, Domenech se detuvo en su devoción rociera puesta de manifiesto con anterioridad.

En efecto, si repasamos la huella literaria impresa de Rodriguez Buzón, tras su poemario “Siembra en el alba”, publicado en 1948 y “Surcos” que le siguió en 1954, hallamos “Senda rociera”, apuntes de una romería editado en 1952, cuatro años antes de su famoso Pregón.

La Reina de la Marisma
está siempre acompañada
con un Niño entre los brazos
que es el Sol de la mañana
que es Lucero de la tarde
que es atardecer y es alba.
Y es Dios hecho Pastorcito
porque así quiere ayudarla,
conservando uno por uno
el rebaño de las almas.

Toda la maestría y el sentimiento lírico de Buzón se mantienen en versos como este fragmento, recogido de sus páginas finales, en donde además asoman claras referencias de su formación como cristiano.

“Esa es la voluntad de mi Padre que está en el Cielo, que no se pierda nada de lo que se me ha dado” (Evangelio de San Juan, capítulo sexto, versículo treinta y nueve)

A partir de aquellos momentos, que hoy se ven lejanos, gran parte de las hermandades rocieras cuyo número ha aumentado exponencialmente, quieren llenar las jornadas de vísperas romeras con un pregón. Y, como los literatos no abundan y los poetas menos, y aquí no valen ni los tweets ni los facebooks, se produce una catarata de copia y pega, sin respeto a los derechos de autor, que asombra.

(Si usted pronunció un pregón rociero alguna vez y lo escucha años después, reproducido en todo o en parte, en la voz de otro pregonero que no es usted, sin citar la procedencia, no sé de por aludido.

Lo peor es que tendrá que simular que le ha gustado mucho y aplaudir con entusiasmo.)

viernes, 19 de mayo de 2017

JUGARSE LA VIDA, ESO TAN VULGAR


Lo mejor que le puede pasar a la plaza de toros de Madrid, tan encomiada como la primera del mundo, es que a Movistar Plus, que con tanta pericia y desborde de medios transmite en directo las corridas, se le escacharren los micrófonos de ambiente y suma en un piadoso silencio, solo interrumpido por las palabras de los comentaristas, el agrio sonido de los espectáculos venteños.

Los espectadores de la Maestranza vamos a los toros a pasarlo bien, a ver triunfar a los toreros, a disfrutar del buen toreo. Los de Madrid acuden cabreados, con insultante al par que ignorante exigencia, dispuestos a pedir el oro y el moro, y hasta la vida de los arriesgados que se atreven a ponerse delante de esos elefantes con cuernos y afiladísimas astas que salen de sus chiqueros.

Si yo fuera torero, me iban a ver en Madrid mañana por la mañana. ¡Venga ya!

Es de comprender las ilusiones de esas criaturitas que se juegan la vida para nada. Y como fruto de la aplicación rigurosa de unas normas reglamentarias absurdas que los sabios de los tendidos exigen que se cumplan sin importarles ni un ápice que vaya en ello el riesgo cierto de cornada al lidiador.

Ayer, un toro burriciego que debió ser devuelto a los corrales, se llevó por delante a un banderillero. Solo porque el presidente no cambió de tercio hasta que el animal tuviera los cuatro palos en el morrillo como consta en el reglamento y por cagueta precaución a la reacción de algunos tendidos. Algunos...  los que se reputan a sí mismos como doctos en la materia taurina. Los demás gritan y se apasionan, seguidores aborregados de estos.

Antier, otro usía, investido de la deleznable autoridad del palco presidencial, le negó al Fandi permiso para regalar un par de banderillas y luego no le concedió la oreja que el espada granadino se había ganado a pulso exponiendo su vida reiteradamente ante la res.

Lo malo es que a algún escribidor de toros le ha parecido bien porque no podía premiarse su toreo vulgar.


¿Jugarse la vida es vulgar?

domingo, 14 de mayo de 2017

VISPERAS DEL ROCIO


No hay nada como esperar un nuevo Rocío desde cualquier pueblo andaluz. La víspera sonora le llegará en lo auditivo con el estallido de un cohete que llenará su salita de estar de explosivos ecos. Y, como el equipo de su preferencia no juega ese día, usted se echa a pensar a qué se debe.

Le contestará una inesperada retención de tráfico en su carretera habitual y cuando haya descartado la posibilidad de un control de alcoholemia, aparecerá, por encima del horizonte automovilístico que le precede, la silueta inconfundible del esqueleto de una carreta con el impasible boyero que entrena a sus bueyes para que hagan el camino sin sorpresas.

Cuando al final consigue adelantar al carruaje y deja atrás la yunta le parece que el carro del que tiran los bóvidos va cargado con los mismos sacos de arena que en cuaresma sirvieron para los ensayos costaleros de los pasos.

El Rocío está cerca, se dirá. Bien que lo sabe la vecina que se alinea a su lado ante el mostrador del bazar. Usted ha ido a comprar unos tornillos para su bricolaje acostumbrado. Debería hallarse en una ferretería. Y de hecho es así, pero le pusieron bazar desde que llegaron los chinos.

Ay, la China. Mi nieta Lucía acaba de pasar con éxito el primer examen del idioma que ha elegido como lengua del futuro y el presidente del Gobierno se ha ido allí a publicitar los éxitos de la economía española.

Lo dice la radio, que suena de fondo, después de meternos miedo a lo desconocido con ese ciberataque sin precedentes que acabamos de sufrir, pero la vecina no presta atención. Habla con una comadre de su barrio y presume de que el pasado sábado se planchó ella solita treinta trajes de gitana. Los mismos que ya tiene perfectamente colgados de sus perchas en el interior de la cabriola que su marido le aparcó en la calle a primeros de mes.

El Rocío por encima de todo. Hay quien se pasa el año entero soñando con el sudor y el esfuerzo del tránsito por la Raya.


Ya queda menos. En Villamanrique espejea de puro limpio el porche de la Iglesia y Córdoba volverá a ser la primera en echarse a caminar.

lunes, 8 de mayo de 2017

BARRERA DE SILLON

.
Movistar plus toros ha permitido a los aficionados taurinos, esclavos de la torpeza o incapacidad de los años, disfrutar de las corridas del abono ferial en la Maestranza sin moverse del sillón.

Un regalo visual y auditivo. La cadena de televisión de pago se ha convertido en el más importante operador de este servicio, heredero de Canal Plus, valiéndose de la exclusiva de uso de los satélites Astra e Hispasat.

El abono cuesta poco. Por 25 Euros al mes se tiene derecho a presenciar las corridas de esta feria y de los otros ciclos taurinos importantes de España, entre ellos los Sanfermines y los festejos de las Ventas. Además de diferentes canales que pueden sintonizarse libremente.

A ojo de buen cubero todo esto cuesta un dineral. ¿Cómo se financia?... Habrá que preguntárselo a Hugo Costa, un ejecutivo vallisoletano de treinta y algunos años, con estudios de periodismo (ignoro si terminó la carrera) que han puesto al frente de la cosa después de haber creado el Canal Golf, especialidad deportiva que cultiva con maestría.

Sin embargo su gestión en torno a la captación de recursos por otros caminos que no sean la suscripción de abonados, en este caso no parece positiva. 

Durante todas las corridas sevillanas, los tiempos de publicidad se han cubierto solo con el spot de venta de entradas de la plaza de Madrid que puede haber sido una aportación incluida en el precio a pagar para la exclusiva de transmisión del abono venteño.

Costa ha iniciado su actividad directiva modificando el equipo de comentaristas, con la renovación de antiguos profesionales: Molés ha sido sustituido por Chapu Apaolaza y Fernando Fernández Román, jubilado de TVE y paisano de Hugo, interviene en los espacios complementarios. Además de la contratación de otros nuevos colaboradores.

Supongo que retribuirá sus servicios. Y no sé si tendrá que abonar también derechos de imagen a los protagonistas de estos espectáculos, los toreros. En mis tiempos, había que pagar hasta a los picadores y banderilleros cuyos devengos gestionaba su Unión Sindical que presidía Guillermo Gutiérrez, el Ecijano, el siempre eficaz torero de plata de la cuadrilla de Espartaco.

Todo esto me origina muchas preguntas. A lo mejor consigo las respuestas cualquier día.


viernes, 5 de mayo de 2017

PALMAS Y PITOS


Desde el último texto colgado en este blog al de ahora se han mejorado las cosas. Ese programa titulado “Último tercio” ha corregido su puesta en  escena televisiva. Están en una de las terrazas de la plaza de toros, pero han eliminado algunos componentes del deficiente decorado y los participantes han adecuado sus atuendos. 

Era de esperar. Y adivino la intervención correctora del maestrante encargado de la plaza. Lástima que no reconduzca también la esencia de esta serie de emisiones. Es insultante que habiendo por estos pagos tantos y tan buenos críticos, toreros retirados y divulgadores taurinos hagan venir de fuera  a una serie de señores para impartir doctrina.

Estoy deseando que empiece el abono madrileño para leer todos los días en El País las crónicas de mi amigo Antonio Lorca, que es de aquí, entiende tela de toros y escribe divinamente. Me saben a reivindicación de la sevillanía taurina ofendida.

Naturalmente cuando veo “Último tercio”,  penitencia que me impongo de vez en cuando, echo de menos los análisis de las emisoras locales, privadas por carencia de imágenes, de la deseable competencia en un plano de igualdad.

Cuando termine la Feria deberían ponerse sobre el tapete no pocas cuestiones agudizadas este año. Una de ellas podía ser la que acabo de esbozar. Otra, el análisis de las decisiones presidenciales. Una tercera, las intervenciones de la banda de música. Y hay más: la petición de trofeos por parte del público... la llegada de este a la plaza a destiempo...

Todo ello, entre nosotros. Sin que aparezcan ni sabios caducos, ni analistas pedantes de estilo sobrecogedor.

“Los 48” era una taberna bar que, en la plaza de la Gavidia,  regentaba un sanluqueño que ideó como promoción de su establecimiento un premio al mejor presidente de las corridas de toros por votación de sus parroquianos. El primero lo ganó con amplia mayoría Delmiro Salazar Aribayos. El maestro Solano que era amigo del tabernero le puso música a un pasodoble alusivo.

Algo así podría hacerse. Si al público se le pide que vaya a la plaza y dé de cara en la taquilla, hay que respetar sus opiniones y criterios y nadie debe atribuirse el derecho de tomar decisiones en su nombre.


Sin cabreo pero con algo más que ejercitando el simple derecho al pataleo.

domingo, 30 de abril de 2017

LA FIESTA BRAVA

En lo que llevamos visto del serial taurino de  este año en la Maestranza se han producido dos hechos que son, a mi parecer, muy significativos.

(No sé lo que opinarían al respecto los sesudos comentaristas que se ha traído Movistar Plus para que analicen la corrida  después de su celebración en un set montado en la plaza con sillones de plástico y ellos con atuendo informal, pero me importa muy poco)

Los hechos son que, como es sabido, donde está el toro está el toreo y que, por consecuencia, si no hay toro, el toreo no existe. En la corrida de Victorino hubo toros. De verdad. De los del doble encaste Saltillo, Santacoloma que proceden de los Albaserrada que siguen criándose en Gerena y no los quieren las figuras.

Y hubo toreros. Auténticos. Con valor, entrega y arte. Un poderoso y dominador Ferrera, un magnífico y valentísimo Manolo Escribano y un triste  Paco Ureña pero de toreo exquisito y purísimo.Y la plaza se  llenó y el espectáculo que duró tres horas retuvo en sus asientos hasta a los que estaban citados para el “pescaíto” en sus casetas y habrían de llegar tarde.

El día anterior, López Simón se sorprendió cuando el respetable que había acogido complaciente el inicio de su faena al último toro le pitó en el momento en que, tras los primeros pases, el animalito demostró que no podía con el rabo y el espada se dedicó a gratuitas muestras de valor ante su mermado antagonista.

Los enemigos de la fiesta no son los antitaurinos, aunque lo sean, sino los que tratan de  convertirla desde dentro en un espectáculo descafeinado desprovisto de interés.

Hay otros que son enemigos también aunque no lleguen a advertirlo. Entre ellos los que para que impartan doctrina a los sevillanos que no sabemos nada de esto, se traen de fuera a unos señores vestidos de trapillo de andar por casa y montan un set televisivo con cuatro telones de foro y unas sillas de camping playa en la misma plaza en la que sus propietarios, los maestrantes, cuidan hasta el último detalle desde los alguacilillos hasta el torilero de corbata, chaqueta y gorra de plato.

Y, para terminar: No se cómo se atreven a comentar una corrida después de haberlo hecho en directo el maestro Emilio Muñoz pleno de ponderación, experiencia y sabiduría.
Los hay temerarios.


sábado, 22 de abril de 2017

LA EXPO ENTRE RECUERDOS


Menuda faena nos hicieron los compañeros de Madrid a los de la televisión de Andalucía, del Centro Territorial, sobre los que había recaído la responsabilidad de la retransmisión para toda España del Santo Entierro Grande organizado para el Sábado Santo de aquel año.

Lo he contado otras veces. Sin autorización ni aviso previo se llevaron para un ensayo de la inauguración de la Expo que presidirían al día siguiente sus majestades los Reyes nada menos que la cabeza caliente que habíamos instalado delante de la portada del antiguo colegio de San Miguel, frente a la puerta catedralicia del mismo nombre, con la que pretendíamos recoger los cortejos penitenciales y los pasos avanzando por la avenida y siguiéndolos hasta su ingreso en el templo.

Ha pasado un cuarto de siglo. Todavía no se subía al satélite ni existían los teléfonos móviles. Hoy el desafuero sería un problema menor. Entonces constituía un auténtico atentado a la deseable calidad del programa religioso cuyo soporte técnico quedaba seriamente menoscabado.

Constituía, además, una demostración que añadir al tradicional menosprecio que los profesionales centralistas, ensoberbecidos desde sus pináculos del cometido que les tocaba desarrollar, manifestaron tradicionalmente a sus colegas de provincias.

Salimos del brete como pudimos. Hoy, todo esto es historia. En mi agenda de recuerdos se archivan entre los malos. Pero los buenos ocupan mayor espacio. La Expo nos legó una urbe mejor. No me atrevo a comparar su herencia con la que obtuvimos de la anterior muestra iberoamericana, pero es indudable que ambas contribuyeron decisivamente a la conformación de la ciudad actual.

En el 92 recuperamos el río... lo cubrimos con puentes nuevos... convertimos el paisaje lunar de la antigua calle Torneo en una avenida espaciosa... pasamos de invertir una noche  en ir a Madrid en el Exprés a llegar a la capital en el velocísimo AVE...

Enriquecimos el mobiliario urbano... abrimos una zona comercial dotada de la más avanzada infraestructura... y, sobre todo, aprendimos a no impacientarnos ante una ventanilla y a ponernos en cola.


Si yo escribía días pasados de la perdida “cultura de la bulla”, hoy termino ensalzando la encontrada “cultura de la cola”. Y esto se lo debemos a la Expo del 92.

jueves, 20 de abril de 2017

MADRUGADA, FUTURO INQUIETANTE


¿Usted que se creía?... ¿Qué esta vez se había detenido a los autores de esa agresión letal a la fiesta religiosa más querida de los sevillanos?...Pues, no. Solo a ocho y, de ellos, a cinco hubo que ponerlos inmediatamente en libertad.

¿Suponía usted que los tres a los que envió provisionalmente a prisión la juez de guardia provenían de tres puntos distintos donde se originaron los disturbios?... Pues tampoco es así. Eran tres compinches amiguetes, alguno con viejas relaciones con la justicia cuyo abogado argumenta que no tenían nada que ver con el lío, aunque la Policía Local que los detuvo opina lo contrario Y no habían sido capturados en una trilogía de puntos de activación de las oleadas multitudinarias sino en uno solo.

Total, casi como la otra vez. Rien de rien. Nada de nada.

Empieza a crecer la desoladora sospecha de que el compromiso del Delegado del Gobierno con el Consejo y las reuniones del Alcalde con los hermanos mayores no pasarán la frontera de las buenas intenciones.

Y, mientras tanto, se desvelan quiméricas ideas y proyectos imposibles.

La Madrugada tiene fronteras insalvables y delicadas líneas rojas y puede resultar arriesgado  meter las manos en su estructura. No es tan antigua como algunos creen ya que las corporaciones que se entienden más veteranas en ella, el Silencio, el Gran Poder y la Macarena todavía en la nómina de 1806 tenían fijadas sus salidas procesionales al alba.

De forma definitiva, su orden actual se configuró en la Semana Santa de 1900.

Como mal menor, podría volverse a las salidas de los templos con las claras del día. Pero antes habría que recuperar la sevillana “cultura de la bulla” y el respeto de la ciudadanía a lo religioso, aunque solo sea por estricto ejercicio de la libertad democrática

Sería triste que las hermandades, sobre todo las de negro, se vieran obligadas a solicitar a sus nazarenos vestir  la túnica en dependencias de la cofradía para evitar  burlas e impedimentos de niñatos callejeros en los itinerarios de ida y regreso desde la iglesia a los domicilios.

Desde muchos barrios periféricos y pueblos cercanos acceden ya esa noche al corazón de la ciudad  grupos de adolescentes alborotadores con bolsas de botellonas que se acercan a los penitentes como en la Noche de Fin de Año saludarían a Papa Noel.

Pero también sobran nazarenos. Y convendría limitar su número sin llegar a la prohibición introduciendo el doble cortejo, del templo a la Catedral y de la Catedral al templo...

Y, por supuesto, abrir ostensibles vías de evacuación para el público, claramente señalizadas, en previsión de emergencias.


Mucho trabajo por delante. El Consejo, el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno necesitan que, de inmediato, les demos nuestro voto de confianza.