jueves, 30 de julio de 2009

¿Qué diría Curro el de los periódicos?

Leo en la prensa del día que el Betis está en segunda,como bien es sabido, pero parece que el Jerez no ha hecho sus deberes y por eso tendría que bajar como ha sucedido antes con otros equipos. La LFP admite que la ampliación de capital del Xerez no fue registrada, pero le resta importancia en una resolución con puntos muy confusos. Y, a sabiendas de que la intención del CSD era la de aceptar la propuesta de la Liga (negativa para los intereses del Betis), el club heliopolitano ha creído conveniente personarse ante el organismo presidido por Lissavetzky y mostrar su total disconformidad ante lo acontecido.

Un avispero. Alguien musita a mi lado “¡si Curro levantara la cabeza!”… Y como la grey joven ignora quien fue el tal Curro no tengo más remedio que exhumar viejos recuerdos para articular la respuesta.

Curro fue el más famoso vendedor de prensa que ha habido en la ciudad. Sus calles recorrió incansable, llevando escalonadas en su brazo extendido, desde el hombro hasta la mano, las cabeceras de los periódicos que vendía, hasta que aterrizaba en su puesto propio, que no es el que ha llegado a nuestros días, heredero de aquel, abierto en la plaza de la Campana frente a la confitería, sino el que estaba, dentro de Sierpes, en la actual esquina de Rafael Padura.

Y Curro era bético.Betiquísimo. Y tenía ingenio. Y un vozarrón potente para pregonar su mercancía condensada en un resumen vocal de lo titulares más expresivos. Las hazañas de su Betis merecían siempre la repetición.

Se llamaba Francisco Martel Barbado y había heredado la profesión de sus mayores,su padre y su abuelo,que ya ofrecían periódicos en la calle Sierpes por las Cuatro Esquinas de San José, donde estuvieron los Almacenes El Aguila y Casa Calvillo.

Con todo ello Curro se convirtió en una especie de símbolo de la serpenteante calle que caracteriza el centro sevillano y, como tal, lo presentó José María Pemán en las páginas de su libro “Andalucía”.

Se inició en el oficio a los ocho años, allá por 1915 cuando la prensa se vendía de manera bien distinta a la de hoy.Los vendedores acudían a los talleres donde se editaban los periódicos a por las “manos” que habrían de ofrecer voceando por las calles y era bien sabido que vendía más el que antes llegaba a la Campana desde la calle García de Vinuesa donde se editaba “El Liberal”, la de Albareda donde se hacía “El Correo” o desde Velázquez a donde llegaba el ABC desde Madrid.

Si el Betis ganaba, o perdía… siempre por causa del árbitro, o fichaba a un jugador… la calle Sierpes se enteraba de la noticia con antelación merced a la transmisión vocal de Curro que congregaba a su alrededor hasta a incipientes muchedumbres que se solazaban con su ingenio y sabiduría.

¿Qué diría Curro de todo esto?... Curro dejó para siempre a la calle Sierpes de sus amores y desvelos en 1978. Y no conoció a don Manué.

6 comentarios:

E. Morillo dijo...

Me viene a la mente otro personaje que yo no llegué a conocer pero que ha marcado un hito en la historia de Cáceres. Si Sevilla tenía a su Curro con los periódicos, en la Rivera del Marco cacereña teníamos a Leoncia con su moño estirao para atrás y su mandil siempre limpio entregando la prensa en el centro de la ciudad.

Si visitan Cáceres, no dejen de acercarse al bronce a pie de calle que pusieron en su memoria. Es el personaje más famoso de todo el casco histórico.

Sólo era un comentario al respecto...

Abrazos en la sombra de nuestra Giganta
Elena

Juanma dijo...

Ay, Curro, se marchó del mundo sin contemplar tanto esperpento bético. No sé que cosa hizo bien o mal el Jerez, pero no debiera meterse mi Betis en ello. Es de un mal gusto de altura, como casi todo en estos últimos años.
En mi opinión, el Betis, en segunda, no es menos Betis (¿acaso no hemos conocido también la Tercera división?). Pero con estas actitudes, ay, con estas actitudes se va cayendo toda la virtud atesorada en la historia bética. En fin, yo a lo mío: ¡¡Manquepierda!!

Un fuerte abrazo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Conocí a Curro cuando siendo yo un chaval trabajaba en la calle San Eloy.
Con los malos andares que tenía en sus últimos años, siempre contaba y se mostraba orgulloso de haber sido el primer campeón nacional que tuvo Sevilla de "carrerista pedreste" como él contaba.
Es una anecdota que seguramente ud podrá documentar.
Saludos.

ROCIO dijo...

que me vais ha contar de curro el de los periodicos , ese hombre vajito y regordete , con sus andares de pato por culpa de la maldita enfermedad , k queria ha sus tres hijos con pasion y delirio .... ¿que como se yo esto? por que soi uno de sus hijos , y aunque no este en cuerpo siempre estara en alma *PAPA NO TE OLVIDAMOS NUNCA*

curro el de los periodicos(sevilla campana) dijo...

Soy la quinta dinastia de la familia soy curro hijo del popular vendedor de prensa ci

curro el de los periodicos(sevilla campana) dijo...

Soy la quinta y ultima dinastia de la familia de curro el de los periodicos,me llamo francisco javier archiconocido como todos curro el de los periodicos me he criado en la campana de sevilla desde niño el punto cero geografico de la ciudad dentro de mis posibilidades y con la vida de todos los mios en la cabeza y de todas las anecdotas que he vivio en este punto de sevilla estare dispuesto al que quiera informacion proporcionarsela.Es complejo exteriorizar tantos momentos vividos en unas pocas palabras.Mi corrleo electronico es marianaladel currito@hotmail.es(desde mis conocimientos humildemente hablando de nuestra ciudad de nuestras fiestas populares y del nuestro betis y del arte flamenco)contestare a todos en medida de lo posible muchas gracias curro biznieto del popular curro el de los periodicos.muchas gracias.