jueves, 2 de julio de 2009

Cabréo habitual ante la inversión lingüística en Cataluña.

Hoy está en la primera de los periódicos, como ayer sustanciaba el cotilleo de los comentaristas políticos de las tertulias radiofónicas y televisivas.

Luz verde a la ley gestada por CiU y PSC para erradicar el español de la Comunidad Catalana.

Después de algo más de un año de intensas reuniones, tres huelgas masivas y un tormentoso debate político que ha desgastado definitivamente las relaciones internas del tripartito, llegó el día «D» para la nueva ley educativa, la primera que concede autonomía absoluta a esta Comunidad para gestionar su modelo de enseñanza y veta la tercera hora de castellano en los colegios.
El texto fue aprobado ayer en el Parlamento catalán.

Fue un día histórico por un doble motivo: por la aprobación de la primera ley catalana de educación y por el primer pacto a gran escala de una fuerza de gobierno con el principal partido de la oposición.

He leido que Maragall abandonó la Cámara con la sensación, según dijo, de haber vivido el mejor momento de su vida parlamentaria. Lástima que el resto de partidos y la comunidad educativa no compartieran esa opinión

El pasado domingo, Mingote publicó una viñeta magistral como todas las suyas. El dibujante pasea por una calle de Madrid diciéndose en un amargo soliloquio: “La imagen de un ministro del Gobierno español escuchando a través de auriculares la traducción del discurso de un parlamentario español en el Senado de España, es tan ridícula, tan grotesca, estrafalaria y estúpida, que no hay la menor posibilidad de hacer una caricatura que la supere”.

Yo hoy me hago una serie de preguntas,de las que voy a destacar dos:¿ y ahora qué tengo que hacer?... ¿y cómo proteger, llevado por mi solidaridad ínter territorial a esos pobres chiquillos catalanes, pobres he escrito, o sea nada de hijos de la primera, la segunda o el ligue actual de uno de estos políticos inútiles que padecemos, que probablemente estudiarán en el extranjero o en cualquiera de las Autonomías donde se hable español que será el idioma que les servirá para encumbrarse en lo sucesivo?

Los hijos de los obreros catalanes de hoy, condenados a la Escuela pública sin español, serán los que estén mañana dominados por los Montilla,los Puigcercos, los Mas o los Maragall, licenciados en derecho o en economía en el King College de Londres o en la Facultad Hispalense a la sombra de la Giralda.

Y ellos sin darse cuenta. Y nosotros, jodidos por tener que pagar con nuestros impuestos a los traductores de estos señores que sumen en la más inteligente perplejidad al genial Mingote.

4 comentarios:

Zapateiro dijo...

Amén.

Esto no hay por donde cogerlo. Y creen que es una medida progresista y yo, que no soy nada conswervadora, creo que no hay una medida más retrógrada.

Un saludo.

Tercera Opinión dijo...

Hola, hay veces que ante noticias de este tipo es necesario reescribir de nuevo El Quijote.

Te invito a leer mi artículo: De lo que aconteció a don Quijote en el Senado.

http://www.terceraopinion.net/2009/07/05/quijote-senado/

Un saludo.

TempusFugit dijo...

Por la parte que me toca(soy catalana,catalanohablante y toda mi familia es nacida aquí), la mayor parte de los catalanes "de a pie" no entendemos las movidas que se treaen nuestros políticos. La mayoría de los catalanes de a pie(catalanes,andaluces,extremeños... hay somos muchos y de muchos sitios) queremos un sueldo con el que llegar a fin de mes, una vivienda digna, que no nos fría a impuestos nuestro "querido" tripartito. Mientras,el sr Carod se gasta NUESTRO dinero en embajadas y demas memeces, que cuestan una pasta que bien se podría invertir en sanidad,educación,cultura... en fin, después,nuestros queridos politicos van a llorar que "España no nos da nada" y "queremos más", para que narices queremos mas financioacion? Para que vaya Carod y les de un millón de euros a los indios de Sudamerica para no se qué? Para abrir mas "embajadas"?

Un cordial saludo y enhorabuena por el blog

TempusFugit dijo...

PD: Cuánta razón tiene, Sr Garrido, en su entrada del martes 16 de diciembre de 2008 titulada
"Y Montilla pide más." Lo que está pasando aquí en Cataluña es vergonzoso

Desde Barcelona un cordial saludo