lunes, 27 de septiembre de 2010

Seis escaños, seis.

El Partido Nacionalista Vasco ha obtenido una elevada rentabilidad de los seis escaños que tiene en un Congreso de trescientos cincuenta diputados.

Seis contra trescientos cincuenta no son ni el veinte, ni el diez, ni el cinco y ni siquiera el dos por ciento de la totalidad de representantes de la voluntad soberana del pueblo. Pero, sin embargo, hostigado por su soledad parlamentaria y dispuesto a mantenerse a flote caiga quien caiga agarrandose convulsamente a la tabla de los nuevos presupuestos, en vez de dar por finiquitada la legislatura y convocar elecciones anticipadas, que sería su digno comportamiento democrático, el presidente del Gobierno ha aceptado las condiciones impuestas por el nacionalismo vasco, centradas en el traspaso a Euskadi de las competencias sobre las políticas activas de empleo, a cambio de conseguir sus votos.

Esta cesión, del INEM y las bonificaciones empresariales supone en euros contantes y sonantes nada menos que 472 millones. O sea que, cuando en el pais no hay dinero ni para mantener dignamente el poder judicial, uno de los esenciales en toda Democracia, obligado a comprar gomas de borrar con cargo al bolsillo de los que pertenecen a él, o a escribir con bolígrafos adquiridos a los chinos, se regala el dinero pródigamente como niños ricos.

Seis escaños. Los mismos que según los prestigiosos analistas de Sigma dos conseguiría Belén Esteban si se presentase a unas elecciones

El mensaje es alucinante: el PNV conviene más a los vascos que el socialismo. ¡Y esto lo emite nada menos que un socialista como es el señor Rodríguez Zapatero!

Por si fuera poco, seis seguidores de la llamada “Princesa del pueblo” equivalen a esos seis escaños que Zapatero convierte en la llave de unos presupuestos que le van a permitir continuar en el poder un año más.

¡Para que luego hablen de la futilidad de los programas basura de la televisión!

Con ello, además, este personaje, Zapatero, no Belén, sigue demostrando que no es el presidente de todos los españoles, sino el presidente de sí mismo que no duda en traicionar sus principios, si alguna vez los tuvo, o dejar en la cuneta a un relevante compañero de su propio partido, Patxi López, el jefe actual del ejecutivo vasco, si en ello le va conseguir empinarse para salir a flote.

Seis escaños, seis. Como seis bureles de la encerrona de un espada. Difíciles y peligrosos, pero colaboradores si se les da lo que ellos piden. Y Zapatero se ha echado a la izquierda el bolsillo de todos los españoles para instrumentar su faena.

Una auténtica faena, sí señor.

4 comentarios:

Bonifacio Góngora Zamarripa dijo...

He tenido la oportunidad de leer varias de sus entradas, su Blog me resulta muy interesante y me parece que está usted muy informado de lo que pasa aquí, aunque yo no esté de acuerdo en todo.

Muchas felicitaciones y me tendrá como lector, buen día.

Anónimo dijo...

Don José Luis, si le soy sincero a mi no me importa que Zapatero este un año más, lo que si me preocuparía es que estuviese cuatro años más a partir del próximo, eso si sería de autentico escándalo nacional.
También le digo que me da igual quien sea el futuro presidente, si es Rajoy, bien y si considera que sea otro o otra, también bien, yo lo que quiero es que no estén los socialistas, quiero que el presidente sea de DERECHAS y me da igual que sea bueno o malo, que sea listo o tonto, que asista a misa o no asista o que sea "chorizo" o no lo sea, yo lo que quiero es que sea del PP, porque estando el PP en la Moncloa se terminara el paro, el pensionista tendrá una subida en su pensión que le permita llegar sin apuros a final de mes, el pobre será menos pobre y el rico menos rico, es decir una justicia social que lo que define a la derecha, y usted Don José Luis no desespere que un año pasa enseguida y cuando cojamos la presidencia del Gobierno, eso será para los restos, yo le aseguro que con mi 42 años que tengo ya, no volveré a ver más a un socialista como presidente del Gobierno español rompiendo a España, que es lo que a hecho como usted muy bien dice ese "personaje" llamado Zapatero.

¡¡¡ARRIBA ESPAÑA Y ARRIBA EL PP!!!

Anónimo dijo...

Voy a proponer una idea, a ver si algún político se pasa por este blog, trinca la idea y la pone en prácrtica, porque sobre el papel me parece cojonuda (con perdón):

Propongo seriamente que el PSOE-A se desligue completamente del PSOE y se refunde como Partido Nacionalista Obrero Andaluz, PNOA.

Si consiguen que al menos la mitad de los que ahora les voten lo sigan haciendo, habremos creado de un plumazo... el mayor patido nacionalista de todo el pais.

Yo que nunca he votado al Psoe si votaría a este partido. Porque en el panorama nacional la mayoría sería para el PP, el PSOE, sin el apoyo de Andalucía, sería a mucha distancia la segunda fuerza política y ¿cual sería la tercera fuerza política? El PNOA!!!
Cualquier partido que quisiera gobernar en España necesitraría forzosamente al PNOA para hacerlo.

Adiós a los chantajes vascos, catalanes, canarios...
Ni todos juntos sumarían más que el PNOA.

¿Y cual sería la ideología del PNOA?, pues nada... un poquito de izquierda moderada, su poquita de nacionalismo y eso si... a trincá para Andalucía.
¿Tu quieres sacar los presupuestos pa'lante? Habla con los Andaluces.
¿Tu quieres que te investan presidente? Habla con los Andaluces.
¿Tu quieres...? Sin los andaluces no se hace nada en España.

Me comía a besos a Griñan, Caballos y Monteseirrín!!!!

(Solo imaginando a PNV y CIU diciendo: "trampa, trampa, eso no vale..." se me ponen los pelos como escarpias)

Anónimo dijo...

PP ¿Política Social?