sábado, 1 de marzo de 2014

HUELLAS EN LA PARED


Cuando Publicidad Bellido abría sus oficinas en la calle General Polavieja, su titular, dueño de la agencia, Manuel Bellido, aparecía por allí algo más tarde que Fernando su hombre de confianza y lo primerito que hacía era desplazarse a la cercana peluquería de Berro para que lo afeitaran mientras él repasaba los periódicos.

Tenía la convicción de que el rasurado a manos de profesionales, le daba optimismo para toda la jornada. Y eso que la prensa solía leerla empezando por las últimas páginas y, más en concreto, por las de las mortuorias a cuyo reducto impreso orlado en negro, llegaba acompañando la acción con una frase definitoria: “Voy a ver quien se ha quitado del tabaco”.

Bellido era trianero, cofrade de la Esperanza. Dos disgustos seguidos se habría llevado estos días. Los del encuentro con las esquelas de otros tantos cofrades. Joaquin Medina Garcia de la Vega y Daniel Puch Rodriguez Caso. El primero, trianero como él, fue hermano mayor de la Estrella. Daniel, pintor de reconocido prestigio, uno de los mejores cartelistas que ha dado esta ciudad,

Guardo la huella de ambos colgada de las paredes de mi casa. Con una expresiva dedicatoria de Joaquin Medina, en nombre de su hermandad, a los pies de una foto impresionante de su Virgen, cuando di el Pregón, y como firma de autor la de Daniel, en el cartel anunciador de la coronación canónica de la Virgen de la Oliva que pregoné también.

Debo confesar que yo no llego a los reclamos luctuosos de la prensa con la misma disposición de ánimo que mi recordado Manuel Bellido Angulo, sino con el soterrado temor ante la noticia indeseada. Y que me taladra el pecho el berbiquí de un dolor profundo cuando se me planta delante de los ojos el nombre de un amigo encerrado en un marco de luto.

En el tramo de nazarenos de la cofradía que desfila para hacer estación en la Catedral del Cielo se me emparejan hoy la bondad de Joaquín y el arte de Daniel.Suavemente se han deslizado sus pisadas abandonando esta tierra que fue llamada de María Santísima a la que ellos honraron como ejemplares cofrades sevillanos.


No hay comentarios: