jueves, 21 de mayo de 2009

Qué fuerte lo de la Bibi.

Se ha pasado tres pueblos. ¿Qué digo tres?... Se ha pasado todos los pueblos del Plan Romero, alineados uno tras otro con sus carretas de bueyes, sus tractores, sus remolques, su caballería y sus carriolas.

¡Adelante la caballería de la Hermandad de Huevar!, gritaba por los altavoces la voz antigua del locutor almonteño que iba dando paso a las distintas Hermandades en la presentación del Sábado ante el Santuario de la Blanca Paloma.

¡Adelante la caballería de la Bibi! .Le habrá instado su jefe el de las cejas circunflejas para que dejen de pensar en sus embrollos. Y la Bibi se ha lanzado…¿cómo que se ha lanzado?... Se ha zambullido en el Océano de la incredulidad, de la estulticia y de la provocación.

La señora Aido… ha ido y no ha vuelto.No puede volver de ese viaje sin retorno en el que su clamorosa ignorancia, solo pareja a su osadía, la ha situado en los límites de lo permisible.

“El feto es un ser vivo, pero no humano”.Ha afirmado doña Bibiana en una entrevista radiofónica. O sea que, aplicando correctamente sus palabras, cada aborto supone la eliminación de un ser vivo. Hasta ahí, completamente de acuerdo. Pero esas manitas crispadas, amputadas, que se contemplan con estremecimiento en las fotos de los abortados ¿a qué ser corresponden?... ¿a un alienígena?

Pienso que todas las mujeres que están y que estuvieron en los distintos gobiernos centrales y autonómicos de la Democracia se han debido sentir ofendidas por las aseveraciones de esta ministra que sitúa la preparación de la mujer en cotas bajísimas.

Y que la Bibi, cuando cese en el Ejecutivo, cosa que no debe demorarse ni un segundo más, debería consagrarse a escribir un libro sobre su teoría.

¿Seremos un extraterrestre cuando crecemos en el seno de nuestra madre antes de ver la luz?...

4 comentarios:

Zapateiro dijo...

Lo de esta mujer no tiene nombre, cada vez que sale a la palestra vuelve a superarse con algo peor. Lo que está claro es que ha sido una locura ponerla al frente de un Ministerio- aunque el ministerio no sirva para nada- porque ese puesto le va muy grande y ella tiene una falta de preparación pasmosa.

Un saludo.

Sibelius dijo...

¿ O quizás una patata ? Desgraciadamente algo que parece tan obvio, no se defiende como se merece, defender la vida hoy en en España, es anacrónico y sospechoso, eliminarla con legalidad aséptica, bien en su inicio bien en su final, se llama "progreso". ¿Alguien da más?

Jordi de Triana dijo...

¿Un ser vivo? ¿De qué especie?


Querido Maestro, algo hemos ganado, al menos reconoce que estamos hablando de un ser vivo. Como todos sabemos los seres vivos mantienen su nivel estructural hasta el instante de la muerte. No entiendo el significado de este nuevo descubrimiento que rompe con las distintas teorías evolutivas. Estamos hablando del caso de un ser vivo que por generación espontánea sufre una mutación genética severa y ver modificada su estructura para dar lugar a una nueva forma de vida, una nueva forma de vida que llamaríamos ser humano.
El pobre de Darwin estaría horrorizado al oír esta nueva teoría evolutiva.
Es increíble pensar que un feto de trece semanas y otro de trece semanas y media resulten ser tan distintos, que incluso podríamos estar ante especies diferentes.
En muchos casos, en la semana doce de gestación, los ginecólogos pueden afirmarnos el sexo de nuestro bebé, bastante antes podemos adivinar su morfología perfecta, distinguir cada parte de su cuerpo y escuchar el latido de su corazón.

Como católico siempre defenderé la vida ante todo, pero voy a pararme por un momento para pensar en las niñas y mujeres que toman la decisión de abortar. Pensemos en esas cifras que tanto sacan a colación cuando les interesa. Fijemos nuestra atención en los índices de depresiones e incluso suicidios entre las mujeres que interrumpieron su embarazo de forma voluntaria, pensemos en aquellas otras que cuando quisieron ser madres se encontraron ante un impedimento físico consecuencia de un aborto voluntario, pensemos en mujeres que negaron el más elemental derecho a uno de sus hijos y que viven cautivas en la celda de sus despropósitos, pensemos en las madres que ven crecer a uno de sus hijos a través del negro velo de una triste decisión que lo privó de compartir juegos con ese hermano que no disfrutó del derecho a nacer. Pensemos en tantos sueños negados, en tantas ilusiones rotas y en la crueldad de la inmisericorde espada de un triste recuerdo que penderá sobre ellas de por vida.


Un abrazo querido Maestro.

Angelmo dijo...

La ministra si que es un ser vivo, pero inhumana a pesar de haber nacido.