sábado, 14 de noviembre de 2009

¡Pasen, señores, pasen!. Abiertos de par en par los blogs de los políticos.

Picado por la curiosidad y, todo hay que decirlo, provisto de una fuerte dosis de paciencia, me he atrevido a entrar en los blogs de algunos servidores públicos. El primero que he visitado ha sido el de Jorge Moragas en su anotación más reciente en “La Mochila de Jorge Moragas”. un blog con solera, consolidado y, a lo que parece, frecuentemente actualizado por su autor.

De la política mundial, que es su especialidad, se ocupa como era de esperar el también ’popular’ Gustavo de Arístegui, con un toque de sobriedad y no mal gusto con el que enmarca análisis y consideraciones en torno a la situación en paises con conflictos internacionales y demuestra su fina ironía en asuntos como la Alianza de Civilizaciones.

Sobre esta cuestión también habla el vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal Quadras, en su “Prohibido pisar las flores”. Conviene visitarlo.

El diputado vasco Eduardo Madina, respetado en la blogsfera por su fidelidad, se divierte con sus “Molinos de Papel” que, con oportunidad y acierto, no dedica en exclusiva a la política.

Como se ve todos hasta aquí carentes por completo de responsabilidad en la acidez de estómago. Lo malo empieza cuando uno acierta a dar con un “Amanece en Cádiz”, actualmente copado por opiniones y controversias en materia de Igualdad que, como puede suponerse fácilmente, está dirigido, escrito y alentado por la “miembra” de nuestro Gabinete Gubernamental Bibiana Aído.Y la inquietud aumenta cuando el marcador de visitas arroja una cifra que supera el medio millón de los que muchos le hacen llegar sus comentarios curiosamente todos a favor.

En un escrito, por ejemplo, resaltaba José María Sánchez esta sospechosa coincidencia preguntándole “¿es normal que sólo haya alabanzas en su blog?, ¿su departamento de censura no permite la mínima crítica o cuestión?”…

Y, si esta unanimidad resulta extraña, aun despierta mayor zozobra la revelación de otro comunicante de nuestra impar ministra, José Luis Conde Ayala, que le dejaba esta nota:

“Querida Ministra Bibiana, veo con sorpresa que me atribuyen un escrito que yo no he escrito, aunque les envié uno que no veo publicado… Supongo que es un error, pero exijo que lo remedien.”

De esta sorprendente manera Bibiana mantiene su blog con un buen ritmo de anotaciones a pesar de tener que compaginarlo con sus responsabilidades como ministra. Por lo que no parece malévolo deducir que, tras su portada, se agrupa un equipo de asesores que probablemente trabajan a sueldo y que, aunque ninguno de los afectados lo habrá de confesar, tenemos que pagar todos con nuestros impuestos.
----

2 comentarios:

josé luis conde ayala dijo...

Don José Luis soy José Luis Conde, y a fecha de hoy la tal ministra continua sin atender mi queja... En fin qué le va a hacer aate comprender lo icomprensible. Saludos tocayo

josé luis conde ayala dijo...

Don José Luis soy José Luis Conde, y a fecha de hoy la tal ministra continua sin atender mi queja... En fin qué le va a hacer aparte comprender lo incomprensible. Saludos tocayo

20 de noviembre de 2009 18:01