sábado, 16 de enero de 2010

Bien por Antena 3.

Antena 3 emitió ayer tarde "Ayuda a Haití", un especial solidario en su franja de tarde para recaudar fondos a favor de los damnificados por el devastador terremoto que asoló la isla el pasado martes.

Cristina Lasvignes y Óscar Martínez condujeron un tele maratón a partir de las 16.00 horas, dentro del marco del magacín “Tal Cual”, a través del que mostraron la labor que están realizando todas las ONGs desplazadas a Puerto Príncipe para distribuir la ayuda humanitaria, entre ellas Bomberos sin Fronteras, Oxfam, Manos Unidos, y Médicos sin Fronteras.

La teledifusora que fue la primera cadena en ofrecer el teléfono de contacto y la dirección en Internet de Cruz Roja para que los ciudadanos interesados pudieran informarse de todo lo que ha ocurrido consiguió, en sólo cuatro horas, recaudar más de 120 millones de las antiguas pesetas para ayudar.

Alejandro Sanz, que intervino telefónicamente para comprometerse a publicar la petición de ayuda en su página web fue uno de los famosos que participaron en una larga lista iniciada por la Duquesa de Alba, que expresó su emoción por teléfono, y siguió con los cantantes Chenoa, Bustamante y David Bisbal, pasando por Los del Río o los”triunfitos” José Galisteo, Virginia Labuat, Samuel y Patricia, Jesús de Manuel, Ricky Martin, Paulina Rubio y Shakira.

Los expertos en desastres y emergencias coinciden en que una persona puede sobrevivir hasta tres días sin agua y sin alimentos bajo los escombros. Toda posibilidad más allá sería un milagro, han dicho. Pero, sin embargo ocurren, según las experiencias de otros seísmos precedentes. Ayer, viernes, a las 22.53 hora española, se cumplieron tres días. Y lo desconsolador es que la ayuda no llega y la desesperación deja paso a la ira.

Amarga. Pero hay que comprender que, en una situación tan límite toda descoordinación es posible. Me pregunto cómo el aeropuerto dañado puede recibir tanta confluencia de aviones.

Y aquí la sensación de impotencia gravita insoslayable sobre uno.

Queda la oración. De la que los cristianos sabemos que facilita el milagro.