martes, 30 de diciembre de 2008

Menos sevillanos.

El año termina con un número menor de ciudadanos decididos a permanecer en la ciudad y a seguir empadronados en ella. Triste es constatar esta realidad que acaba de saltar al conocimiento público con ligeros tintes de alarma.
Leíamos hoy que “La intensa campaña del Ayuntamiento para frenar la pérdida de población mediante el censo de los inmigrantes no logra, de momento, alcanzar los 700.000 habitantes, una cifra clave y ansiada por el gobierno de la ciudad para mantener los fondos transferidos por el Estado y los 33 concejales actuales. La ciudad necesita sumar al menos 241 vecinos o, de lo contrario, el Ayuntamiento perderá dos concejales en las próximas elecciones municipales de 2011.

Otra de las consecuencias negativas de la pérdida de población se refiere al ranking nacional: De mantener el ritmo actual de crecimiento anual del 0,09% (614 habitantes) Sevilla será desbancada por Zaragoza en un lustro de su cuarta posición como capital con mayor peso poblacional. (Diario de Sevilla)

Pienso que esto es lo que sucede por gobernar con un ayuntamiento formado a martillazos a espaldas de la voluntad popular mayoritariamente manifestada en las urnas. Si estuviera gobernando el partido más votado en las últimas elecciones municipales otro gallo nos cantaría y el señor de la cachimba y su raquítica cohorte de seguidores permanecerían en las catacumbas de donde nunca debería haberlos sacado nuestro alcalde actual formando con ellos una mayoría artificial que burla la democracia.

¿Cuántos sevillanos somos hoy?... Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), con las cifras definitivas del padrón, desvelan que la capital cuenta con un total de 699.759 habitantes. Pero es mentira. Muchos de los ciudadanos contenidos en esta cifra viven en los pueblos, especialmente en los del Aljarafe, aunque permanezcan censados en la ciudad.

El éxodo de los habitantes sevillanos es contínuo. Debería hacer reflexionar muy seriamente a los responsables municipales. Y si no ha ido en aumento es porque lo ha frenado el déficit de mejoramiento viario de las carreteras comarcales. No se puede vivir en Valencina, Salteras o Albaida teniendo que subir y bajar por una carretera de trazado ancestral atascada desde las primeras horas de la mañana y a todas las horas puntas de la jornada. Ni se pica a la hora de entrada en la oficina ni se deja a los niños en la puerta del Colegio antes de que toque la campana.

Por otro lado la confianza de los ciudadanos en sus munícipes ha descendido en picado. A esta noticia, por ejemplo, “Sylvia” añadía el siguiente comentario:
“¿Dos concejales menos? Dos vividores menos”
Y “El Borque” apostillaba “Con la mitad de los concejales actuales la cosa pública funcionaria igual y nos ahorraríamos unos cuantos paniaguados.”

Por aquí respira la ciudadanía.

De la calle vendrá el que de tu casa te echará. Hace años éramos setecientos mil.Y, en vez de subir de población, bajamos. La gente se va. Alguien los echa. Y para remediar el problema, en vez de buscar y corregir las causas de este éxodo, a sus responsables directos no se les ocurre otra cosa que la reagrupación de extranjeros.

¡Ay si Romero Murube levantara la cabeza!

3 comentarios:

Jerónimo dijo...

Le recuerdo, estimado amigo, que en Sevilla capital hay cerca de CUARENTA MIL VIVIENDAS VACIAS, y no precisamente propiedad de jornaleros, sino de especuladores empresarios que no contento con expulsar a los sevillanos, se permiten el insulto de la infravvienda y de los pisos cerrados. En segundo lugar, estimado amigo, ya antes gobernaron en Sevilla una coalición de Doña Soledad y Don Alejandro, o no lo recuerda. Muchos sevillanos los padecieron y lo recuerdan. Qué hermosa es la democracia y la memoria.

Saludos.

José Luis Garrido Bustamante dijo...

Desconocido y, a pesar de ello,no menos estimado Jerónimo: Tan hermosa es la Democracia que resiste toda clase de malos tratos.Ignoraba ese número de viviendas vacías,de lo que parece tan informado.Le supongo,por ello,conocedor de que ya en 2004 un estudio denunciaba que los sevillanos pagamos el IBI más caro de las grandes capitales. Y,en cuanto a Ayuntamientos pasados,a la Alcaldesa Sra.Becerril me la encontré un día comprobando el lamentable estado del acerado de la calle Teodosio.Me encantaría ver al Sr.Sánchez Monteseirin empujando por las mañanas un cochecito infantil por la calle Baños,sorteando coches y baches para llegar a la Gavidia.

Desde la Giralda dijo...

Y Los Remedios, pagando más y recibiendo menos, con unos y con otros, los del PP para que no digan que favorecen a los suyos, los de ahora porque no somos de los suyos y la casa sin barrer.
Bueno, barren un poco en la Feria y lo que se ve, el resto del año aparecen los de la zona azul, que son los mejores trabajadores del mundo, en cuanto llegan a las 9 de la mañana no paran de mirar coches y poner papelitos, los policias locales más de lo mismo.
(Nota: No tengo coche ni lo he tenido.)
Feliz año nuevo, que Dios le bendiga con su favor y su paz.